Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
Los niños de la Terminal de Ómnibus:
Una cuestión social, Un ¿final? Anunciado.
Mientras esta problemática solo sea abordada desde lo judicial no habrá cambios.
Por otra parte no se pueden judicializar situaciones de estricto índole social.

Por otra parte el Estado Municipal sigue siendo el gran ausente a la hora de prevenir las terribles consecuencias de una ciudad empobrecida y sigue sin definir políticas con respecto a los niños y adolescentes. Hay una ordenanza, que no cumplen.
Los chicos que viven en la calle dejaron de ser en estas últimas horas parte del paisaje santafesino para estar en boca de muchos y volver a ser el centro de atención de los santafesinos en general desde lo sucedido en la Escuela Bustos.

Recién ahora conocemos que existieron denuncias anteriores, que algunas personas intentaron hacer algo sin encontrar respuestas en quienes gobiernan, y nuevamente la conducta autista e indolente del Estado municipal hoy nos muestra una vez más la necesidad de llevar adelante políticas sociales frente a esta infancia y adolescencia que no puede seguir esperando acciones para salvarse.

Cuantas veces le reclamamos políticas activas al Municipio con respecto a este tema. Antes fueron los desnutridos, después los semáforos, ahora el caso de la Terminal y su vinculación con ciertas drogas. Lo hemos intentado mediante la sanción de ordenanza y resoluciones. Hemos procurado instalar el tema en el gobierno Municipal, públicamente hemos dicho más de una vez que las políticas meramente asistenciales son solo un parche en una problemática tan difícil. Hemos inclusive sugerido que algún Secretario se debía retirar de su función, sino intentaba por lo menos paliar las consecuencias de la exclusión social. Pero todo sigue igual.

Se habla de políticas de fortalecimiento familiar, y lo único que se está haciendo desde el Municipio es preparar un plato de comida en comedores municipales, como si el viejo dicho de panza llena corazón contento fuera la solución.

El Municipio cuenta con la Ordenanza N° 11.112 sancionada en octubre de 2004, proyecto de nuestro bloque, a fin de afianzar políticas de infancia desde la defensa y promoción de los derechos. Garantizar desde una oficina un lugar donde la infancia sea el tema central de trabajo promoviendo el cumplimiento de las normas vigentes. El problema es grave, es lo suficientemente importante como para esperar que nuestros chicos crezcan y recién ahí intentar dar una solución. El problema es específico y requiere de políticas particularmente pensadas para la situación. El problema no es solo el hambre, sino la verdadera exclusión que tiene este sector particularmente vulnerable.

Hace algunas semanas, una resolución del Concejo le exigió al Intendente que designe el funcionario a cargo de esta Oficina. Es necesario intentar por lo menos políticas que vayan delante o acompañen el problema. A pesar de nuestro pedido posterior hoy por hoy no existe dicha oficina, no se realizan acciones para con la infancia para prevenir esta situación que asusta, niños que viven en nuestras calles, en un riesgo constante. Hoy roban y se drogan, pareciera ser que estamos esperando algo peor.

Hoy el Municipio en los temas sociales, siempre llega tarde y los funcionarios están en el mismo lugar. El Municipio es el furgón de cola del Gobierno Provincial.

Esta situación que hoy vemos es un final anunciado. Solo queda por preguntarnos, en el trayecto de los niños desde su casa hasta la calle, hasta el momento en que eligieron a la calle como su hogar, ¿Qué acciones concretas se llevaron adelante desde la Secretaria de Promoción Comunitaria del municipio santafesino para prevenir la infancia callejera?

Argumentos sin fundamentos tratando de centrar la responsabilidad de la pobreza y sus consecuencias solamente en el gobierno nacional y/o provincial solo nos lleva a pensar que la ineficiencia es muy peligrosa cuando de gobernar se trata.

La ciudadanía debe conocer que existe un Instrumento moderno, participativo, como lo es esta Oficina creada para empezar a pensar las cosas desde otro lugar, anticiparse a ciertos acontecimientos lamentables y empezar a dar algunas soluciones concretas a la situación.

Leonardo Simoniello - Jorge Henn
Concejales de la Ciudad