Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
SANCIONADO - RESOLUCION Nº 10.197 - 17/06/04
PLAZO DE NOVENTA DIAS PARA QUE EL DEM ESTUDIE E IMPULSE UN PLAN CANJE DE ARMAS CON EL OBJETO DE DISMINUIR LA TENENNCIA ESTOS ELEMENTOS

PROYECTO DE RESOLUCION

Art. 1º: Otórgase un nuevo plazo de noventa días (90) a fin que el Departamento Ejecutivo Municipal con la participación de los distintos Consejos y Equipos del Programa Municipal de Seguridad Urbana, estudie e impulse el desarrollo en la ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz, de un Plan Canje de Armas con el objetivo de disminuir la tenencia de estos elementos por parte de la población, en un todo de acuerdo a lo establecido en la Resolución 9512/02.

Art. 2º: De forma.

Santa Fe de la Vera Cruz, Abril de 2004.

FUNDAMENTOS

Concejalas y Concejales:

El presente proyecto tiene como finalidad dar un nuevo impulso a la, hasta el momento incumplida Resolución Nº 9512, sancionada el 12 de Diciembre de 2002, por la cual se dispuso que el Departamento Ejecutivo Municipal estudie e impulse el desarrollo de un Plan Canje de Armas en nuestra ciudad, dentro del marco de los objetivos generales y particulares de la Ordenanza Nº 10.289 por la cual se crea el Programa Municipal de Seguridad Urbana.

Para tal fin, dicha Resolución, establece la posibilidad de canjear armas por parte de la población por:

Bienes de consumo básicos: Se contemplarán distintos elementos y en variadas cantidades de objetos que mejoren directamente la calidad de vida de los participantes en la entrega voluntaria, como ser:

· Módulos alimentarios básicos
· Medicamentos
· Materiales de construcción
· Ayuda social y empleos temporarios
· Otros.

Bienes de consumo simbólicos: Objetos que no satisfagan directamente las condiciones de vida pero que estimulen la integración, la cohesión social y el compromiso solidario de los participantes, como ser:

· Pases a espectáculos deportivos
· Equipos deportivos
· Vestimenta deportiva
· Electrodomésticos
· Libros
· Becas de estudio
· Viajes
· Pases para transporte público
· Entradas a espectáculos artísticos
· Plantas y árboles
· Otros.

Creemos importante volver a mencionar algunos conceptos que sirvieron de fundamento para la aprobación de la Resolución 9512 y que ahora recordamos con el propósito de alcanzar su cumplimiento.

Nadie ignora que el uso frecuente e indebido de armas no es más que el síntoma y la expresión de otros problemas de fondo, de carácter más estructural.

El problema no es solo el de una oferta y un fácil acceso de armas de procedencia ilícita, sino la existencia de circunstancias sociales y políticas (fragmentación social, exclusión de la juventud, polarización social y política, marginación, etc.), que genera una demanda de instrumentos de violencia y confrontación. Detectar, reconocer y actuar sobre estas raíces que generan violencia y facilitan el recurso a las armas será, por tanto, la forma más eficaz de cambiar esta dinámica.

El propósito de reducir la magnitud de este problema y de sentar las bases para una estrategia de solución a largo a plazo será, sin dudas, una tarea esencialmente educativa. La cultura de la violencia que ha primado y glorificado el uso de las armas, es el resultado de la confluencia de diversos factores, sobre los que habrá que establecer correctivos y contrapesos: la mística de la masculinidad creada a partir de la glorificación de la fuerza, la represión de los sentimientos y el desprecio por la empatía, el cuidado y la ternura; la escasa capacidad para valorar el significado de la vida y la perdida de la misma, la estúpida asociación entre valentía y riesgo de muerte, la identificación entre poder y violencia, etc. Ello nos lleva a pensar que la educación, desde la ejecutada en la escuela hasta la realizada en el ámbito familiar, comunitario o político, es la única herramienta capaz de cambiar el fondo de este problema.

En los últimos días, miles de personas han salido en todo el país a la calle reclamando mayor seguridad. Un reclamo que entendemos está destinado a todo los actores sociales que en mayor o menor medida tiene la posibilidad de ir modificando esta realidad que nos toca vivir.

Cabe remarcar que campañas como las que estamos impulsando ya se han desarrollado en otras ciudades de nuestro país arrojando un balance positivo.

Por lo expuesto solicitamos a nuestros pares el apoyo para la aprobación del presente proyecto de resolución.