Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
PROGRAMA DIRECTRIZ PREVENTIVO PARA EMERGENCIA POR INUNDACIONES
PROYECTO DE ORDENANZA


Capítulo I
Objetivos Generales.

Art. 1o.: Créase en el ámbito de la Municipalidad de la Ciudad de Santa Fe, un Programa Directriz Preventivo para Emergencia por Inundaciones.

Art. 2o.: El Programa pretende proteger a la población ante las situaciones de emergencia generadas a partir de las inundaciones en cualquiera de los sectores de la Ciudad pudiendo abarcar, si fuere requerido, distritos aledaños. Tendrá como misión fundamental coordinar y optimizar los recursos para evitar duplicidad de acciones y funciones, además de orientar a la comunidad para actuar en caso de desastre.

Marco Legal

Art. 3o.: Serán tenidas en consideración para encuadrar legalmente el presente proyecto, la totalidad de las normas vigentes, resulten de orden nacional, provincial o municipal.

Art. 4o.: Resultarán incorporadas a la presente Ordenanza la cartografía emergente de la Ley Provincial No. 11.730 y su reglamentación, así como la de las Ordenanzas que pudieran implementar zonificaciones dentro del ejido municipal.

Propósitos

Art. 5o.: Su aplicación deberá tener en consideración la contingencia que por inundaciones someta a situaciones de riesgo a la población civil y sus bienes, obras de infraestructura básica o de ingeniería civil, actividades económicas, servicios públicos y/o privados, elementos medio ambientales y cualquier otro uso del territorio que se halle en condiciones de recibir perjuicio.

Art. 6o.: El Programa deberá contemplar todas y cada una de las etapas posibles de inundación: aumento inusual de un cauce; elementos en riesgo; áreas de anegamiento; grado de peligrosidad; período de recurrencia; grados de vulnerabilidad; movilización; riesgos sociales y materiales; lugares de evacuación; atención de evacuados; asistencia social primaria y pos-emergenciar; reconstrucción.

Definiciones

Art. 7o.: A los efectos del presente Programa se consideran las siguientes definiciones:

Avenida: Incremento inusual del caudal del agua que puede o no producir desbordes y anegamientos;
Cartografía Oficial: La realizada con sujeción a las prescripciones que determina la Ley;
Inundaciones: Sumersión temporal de terrenos normalmente secos, como consecuencia de la aportación inusual y relativamente repentina de una cantidad de agua superior a la que es habitual en un lugar determinado.
Movilización: Conjunto de operaciones o tareas para la puesta en actividad de medios, recursos y servicios que hayan de intervenir en emergencias por inundaciones.
Peligrosidad: Probabilidad de ocurrencia de una inundación dentro de un período de tiempo determinado y en un área dada;
Riesgo: Número esperado de víctimas, daños materiales y desorganización de la actividad económica, derivada de una inundación;
Vulnerabilidad: Grado de probabilidad de pérdida de un elemento de riesgo dado, expresado en una escala de 0 (sin daño) a 10 (pérdida total) que resulta de una inundación de características determinadas.

Capítulo II
Elementos Básicos para la planificación

Tipología

Art. 8o.: Serán tenidas en consideración las inundaciones que representen un riesgo para la población y los bienes, de acuerdo al siguiente encuadre:

1 - Inundaciones por precipitaciones "in situ";
2 - Inundaciones por avenida o desborde de cauces naturales;
3 - Inundaciones por invasión de cauce o dificultad de escurrimiento;
4 - Inundaciones por rotura de las obras de defensas.

Zonificación

Art. 9o.: Deberán resultar de efectiva aplicación los términos de la Ordenanza No. 10.612 mediante la planificación requerida, la que deberá ser cumplida en forma estricta.

Art. 10o.: Serán consideradas las áreas en relación con la situación de los núcleos poblacionales, las vías de comunicación, las zonas que puedan resultar aisladas, los puntos de control de acceso, los itinerarios alternativos, los posibles núcleos de recepción y alberque de las personas evacuadas.

Predicción y vigilancia meteorológica

Art. 11o.: Deberá contarse con información científica proveniente de entes específicos con la anticipación suficiente y permanente la que incluirá génesis del fenómeno, localización, extensión, duración, intensidad, situación hidrológica, precipitaciones y secuencia de niveles.

Art. 12o.: La información científica anticipada deberá provenir de los entes existentes en la materia, tanto locales como nacionales con los que deberá suscribirse convenios para obtener sus datos con la antelación y el seguimiento pertinente.

Art. 13o.: El seguimiento de la información científica obtenida deberá resultar acumulada y monitoreada por una dependencia municipal en particular que resultará responsable de emitir las distintas etapas de alerta en tiempo y forma.

Medidas de protección para las personas y los bienes.

Art. 14o.: En la planificación de protección civil habrán de contemplarse, de acuerdo con las especificidades funcionales, los siguientes aspectos:

1 - Aviso e información a la población;
2 - Control de acceso y mantenimiento del orden de las zonas afectadas;
3 - Medios disponibles para el rescate y traslado de evacuados:
4 - Salvamento y rescate de personas;
5 - Refugios de seguridad para albergue de personas;
6 - Control sanitario y abastecimiento de alimentos y agua;
7 - Asistencia sanitaria;
8 - Obras complementarias de emergencia;
9 - Eliminación de obstáculos o apertura de vías de desagues alternativas;
10 - Limpieza y saneamiento de las áreas afectadas;
11 - Restablecimiento de los servicio básicos.

Capítulo III
Estructura General

Art. 15o.: El Programa requerirá que sea concebido como parte de una estructura capaz de hacer frente en forma ágil y coordinada a los distintos supuestos que puedan presentarse.

Art. 16o.: El Ente Coordinador del Programa estará compuesto por:

- El Intendente Municipal en carácter de Director,
- Un representante del Gobierno de la Provincia,
- Un representante de las fuerzas de seguridad,
- Un representante de las fuerzas armadas,
- Un representante del Concejo Municipal,
- Un representante de las fuerzas vivas de la Ciudad,
- El Director de emergencias sanitarias,
- El Director de Defensa Civil de la Provincia.
- Dos representantes de entes científicos.

Art. 17o.: Las decisiones emanadas del Ente Coordinador serán de carácter definitorio y no podrán resultar objetadas o alteradas. La participación de sus integrantes es obligatoria y permanente.

Base de Datos

Art. 18o.: El Programa incluirá una Base de Datos sobre Medios y Recursos disponibles para su actuación en casos de emergencias el que deberá permanecer permanentemente actualizado.


Art. 19o.: La Base de Datos sobre Medios y Recursos deberá incluir todas y cada una de las posibilidades de medios disponibles, incluyendo los oficiales en cualquiera de sus ramas, los privados y los potencialmente posibles al momento de la emergencia. Merecerán espacial atención los recursos sanitarios.

Art. 20o.: Resultarán incorporados en la Base de Datos sobre Medios y Recursos la cantidad estimativa de voluntarios a requerir en cada Fase y Sector de la Zona de emergencia.

Medios

Art. 21o.: Deberá contarse con un registro de la cantidad de vehículos, equipos pesados y livianos, medios de navegación livianos, bombas de achique y cualquier otro recurso mecánico posible de uso.

Art. 22o.: Se establecerá un sistema de comunicación fluida entre los distintos sectores por medios técnicos portátiles que incluirá la comunicación hacia los damnificados.

Art. 23o.: Se conformará un Centro General de Información que procederá a la recepción de la totalidad de la información producida, incluyendo los datos sobre evacuados, recursos, capacidades operativas, situaciones puntuales, necesidades, distribución de recursos, diagrama de emergencias sanitarias, capacidades hospitalarias, centros de evacuados y autoevacuados.

Art. 24o.: Mediante el Centro General de Información y con la redacción del Ente Coordinador se emitirán Partes de Prensa con la asiduidad que la eventualidad lo requiera, para dar a conocer todas las noticias, requerimientos o necesidades que surjan.

Art. 25o.: La totalidad del personal actuante deberá estar suficientemente individualizado mediante brazales de diferentes colores entre los que se destaquen quienes resulten coordinadores de las diferentes funciones. Se implementará un Programa de Capacitación de Voluntarios permanente.

Art. 26o.: El Programa deberá prever los lugares destinados a centros de evacuación, la capacidad de los mismos, sus condiciones y necesidades primarias así como los circuitos de acceso a los mismos.

Art. 27o.: El Ente Coordinador podrá solicitar al DEM la habilitación de vías específicas para el desplazamiento de las unidades de emergencia afectadas a la contingencia.

Art. 28o.: Se habilitarán lugares específicos para el asentamiento de personal foráneo (fuerzas armadas, de seguridad, bomberos voluntarios, unidades de emergencia médica, unidades sanitarias especiales, helipuertos, etc.) que resulten convocados o autoconvocados para participar de la emergencia.

Art. 29o.: Deberá disponerse de ámbitos apropiados para asegurar el depósito, clasificación y distribución de los elementos de ayuda que se reciban en forma oficial y voluntaria con destino a los damnificados.

Art. 30o.: Se confeccionará, distribuirá y dará a conocer profusamente un listado de direcciones y teléfonos para emergencias de cualquier tipo. Estos funcionarán en forma permanente e ininterrumpida otorgando respuesta inmediata.

Calificación y Dimensionamiento

Art. 31o.: El Ente Coordinador procederá a efectuar un inmediato dimensionamiento de la eventualidad en base a la información científica y a la cartografía oficial, mediante el cual tendrá en consideración la avenida y la peligrosidad del fenómeno.

Art. 32o.: Resultará necesario evaluar el riesgo posible a provocarse para aplicar los métodos disponibles y considerar la vulnerabilidad a ocurrir.

Capitulo IV
Aplicación

Art. 33o.: El Programa incluirá instructivos con recomendaciones sanitarias y de seguridad para las personas evacuadas o autoevacuadas.

Art. 34o.: La autoridad responsable de la seguridad del área afectada procederá a evacuar a las personas que hayan decidido la permanencia en los lugares anegados, asumiendo la responsabilidad del cuidado y resguardo de los bienes, de reprimir los actos violatorios de la Ley mediante acciones de hechos vandálicos, robos, hurtos, atentados y delitos contra la propiedad

Art. 35o.: Se ordenará la suspensión de los servicios públicos en las zonas afectadas hasta tanto los sectores resulten totalmente desagotados.

Art. 36o.: El Ente Coordinador podrá alterar el Programa de acuerdo a la evaluación de la catástrofe y requerir mayor estructura para atender la eventualidad.

Capítulo V
Finalización de la Emergencia.

Art. 37o.: El Programa deberá incluir una etapa de recupero de las zonas afectadas que deberá involucrar las tareas necesarias para volverlos habitables. Al efecto considerará:

1 - Habilitación de la zona por sectores,
2 - Control de ingreso de personas directamente involucradas:
3 - Condiciones de sanidad,
4 - Tareas de saneamiento y recolección de basura,
5 - Desinfección de espacios públicos y privados,
6 - Control de seguridad de edificios y sus instalaciones,
7 - Habilitación de servicios públicos en forma progresiva,
8 - Autorización de conexiones domiciliarias de servicios tras inspección oficial,
9 - Evaluación oficial de edificios públicos,
10 - Control sanitario de la población.

Art. 38o.: No obstante la habilitación de la zona, el Programa debe contemplar un cronograma de atención en seguridad, sanidad y asistencia social a los damnificados en directa relación con la vulnerabilidad que haya sido establecida en cada caso.

Art. 39o.: Las construcciones que resulten inspeccionadas con Certificado de Aptitud deberán ser señaladas para la posterior habilitación de los servicios.

Art. 40o.: Serán de aplicación los términos que determine la Ley para impedir el uso de viviendas que no cuenten con la habilitación pertinente.

Art. 41o.: El Ente Coordinador será el único responsable de determinar la finalización de la emergencia hídrica y la habilitación total de las distintas áreas.

Mantenimiento del Programa

Art. 42o.: El Programa deberá contemplar en su planificación la implementación de ejercicios de simulacro periódicos en los que participarán todas las partes potencialmente involucradas en los que cada actor o grupo de actores, deberán conocer sus deberes y obligaciones.

Art. 43o.: Los ejercicios de simulacro deberán llevarse a cabo mínimamente, en forma anual y de ellos se desprenderá el grado de eficiencia del Programa o los ajustes a concretar.

Art. 44o.: Los simulacros deberán contar con cursos de capacitación específicos brindados por entidades o profesionales de las diferentes áreas involucradas (Cruz Roja, Guardavidas, Médicos, Emergencias Sanitarias, Bomberos, etc.) los que serán dictados por secciones, de acuerdo a la necesidad e injerencia de cada grupo.

Art. 45o.: De forma.


Santa Fe de la Vera Cruz. Julio de 2003.


Fundamentos

Concejales y Concejalas:

Los sucesivos desastres hídricos que ha padecido nuestra Ciudad mediante las avenidas de los Ríos Paraná o Salado pero mucho más aún, lo ocurrido recientemente en la zona Oeste; la magnitud de las consecuencias y los evidentes desatinos ocurridos ante la emergencia, en materia de logística para salvar los acontecimientos, nos somete a la obligación de crear un programa que permita operar en la emergencia.

El Plan deberá prever no solo la contingencia sino fundamentalmente, la prevención pero, llegada la alternativa de anegamiento y el desastre, saber y conocer cuales son los recursos, los medios y los métodos para actuar.

Por otra parte, el Programa deberá preveer la capacitación, os ejercicios simulados y la operatividad que estos requieren para no actuar en forma improvisada ocasionando aún más daños de los que la naturaleza puede llegar a causar.

Los santafesinos debemos concientizarnos que nuestra Ciudad de Santa Fe está asentada en zona de alto riesgo hídrico, también debemos sostener enfáticamente que la ciencia y la acción del hombre han ocasionado metamorfosis muy severas en los valles naturales de escurrimiento de los Ríos Paraná y Salado, incluso, hasta intentando modificar sus cauces naturales.

Esta acción ha provocado situaciones de riesgo para los pobladorea mediante padecimientos físicos, psíquicos, morales y materiales, no dejando de lado los cuantiosos daños económicos.

Así es como surge la necesidad de crear un Programa que contemple este tipo de emergencias propias de nuestra Santa Fe, a la que cada vez con menor tiempoi de recurrencia soporta el castigo del agua y no tiene respuesta inmediata para los damnificados.

Seguramente la redacción del Programa podrá generar discusiones, pero su esencia pertmitirá responder a la gente anticipadamente o en el momento preciso.

En este contexto es que elevamos el presente Proyecto para que mediante la comprensión de su espíritu, encontremos el concenso necesario para su aprobación a la mayor brevedad posible.