Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
SANCIONADO - COMUNICACIÓN Nº 4.111 - 25/03/04
HORNOS DE LADRILLOS EN LA CIUDAD: PEDIDO DE INFORMES ACERCA DE LAS CONDICIONES DE FUNCIONAMIENTO, AUTORIZACIÓN Y CANTIDAD EXISTENTES.

PROYECTO DE COMUNICACION
PEDIDO DE INFORMES

El Honorable Concejo Municipal solicita al Departamento Ejecutivo Municipal informe, con relación a los Hornos de Ladrillos existentes en nuestra ciudad, lo siguiente:

1) Cuántos se encuentran en funcionamiento. Ubicación de los mismos;
2) Cuántos cuentan con autorización municipal. Ubicación y nombre y/o razón social de los propietarios. Fecha en que se otorgó la correspondiente autorización.
3) Si cuentan con yacimientos para la provisión de tierra autorizados por la autoridad competente y fuera de la Jurisdicción de la Municipalidad de nuestra Municipalidad;
4) Si se ha verificado incumplimiento a lo dispuesto en el art. 3 de la Ordenanza 9361, que establece la prohibición de extracción de tierra de zona urbanizada, hacer cavas, zanjas, pozos, en cualquier lugar de la ciudad donde estén fabricando ladrillos;
5) De resultar afirmativa la respuesta al punto anterior, si se han producido clausuras y/o si se han seguido acciones civiles y penales contra los propietarios;
6) Con qué periodicidad se realizan inspecciones por parte de la Municipalidad;
7) Indicar fecha y hora de las inspecciones realizadas durante el año 2003 y el corriente, mencionando nombre del o los inspectores a cargo.
8) Remisión de los expedientes originados a partir de las gestiones que debieron haber realizado los propietarios de los Hornos ante la Municipalidad para continuar con la explotación, tal cual lo dispuesto en el Art. 2° de la Ordenanza 9361.


Santa Fe de la Vera Cruz, Marzo de 2004.

FUNDAMENTOS

Concejalas y Concejales:

Con la sanción de la Ordenanza 9361, sancionada el 21 de Junio de 1991, se estableció la prohibición de instalación de hornos de ladrillo en la zona urbana del municipio y la obligación de los que se encontraran en funcionamiento de gestionar autorización municipal para continuar la explotación. Para ello se estableció como uno de los requisitos que cuenten con yacimientos para la provisión de tierra autorizados por la autoridad competente y fuera de la jurisdicción de la Municipalidad de Santa Fe.

También en virtud de la mencionada ordenanza se prohibió la extracción de tierra de zona urbanizada, hacer cavas, zanjas, pozos, en cualquier lugar de la ciudad donde se estén fabricando ladrillos. Está claro que el propósito de la norma es no agravar la situación que genera la existencia de cavas en nuestra ciudad. Las mismas se originan por la extracción de tierra cuyo principal destino es la fabricación de ladrillos.

Ahora bien, recorriendo algunas de las cavas existentes en la ciudad se puede observar en sus alrededores la presencia de hornos de ladrillo en funcionamiento. Si bien nos interesa conocer si estos establecimientos obtuvieron oportunamente el permiso municipal para continuar con la explotación actual, lo que nos genera mayor preocupación es la observación que nos hicieran los vecinos en cuanto a la extracción de tierra en forma permanente en los alrededores. De comprobarse este hecho por la Municipalidad corresponde la inmediata clausura de los hornos según lo establecido en la Ordenanza 9361.

Sin dudas nos encontramos frente a una notable contradicción. Por un lado, periódicamente somos testigos de algún hecho lamentable que se produce en alguna de las cavas existentes en nuestra ciudad. Las víctimas generalmente son niños que como consecuencia de las altas temperaturas que se dan encuentran en estos lugares un lugar donde refrescarse, pero a la vez verdaderas trampas para su vida.

Cabe mencionar también que las cavas con el tiempo se han convertido en verdaderos basurales, donde cientos de personas que se dedican al cirujeo concurren diariamente dejando los deshechos de la basura previamente seleccionada.

Hoy hay muchas familias que viven en los alrededores de las cavas soportando diariamente los malos olores y el riesgo permanente para la salud por la presencia de estos focos infecciosos.

Y hablamos de contradicción porque al mismo tiempo que se está produciendo la extracción de tierra mencionada, hecho que agrava día a día la situación, nos encontramos con los estériles esfuerzos que realiza el Municipio desde hace años intimando a los propietarios de los terrenos donde se encuentran enclavadas las cavas a que procedan a su rellenamiento, y hasta tanto se produzca esto que parece tan lejano en el tiempo, a que se mantenga la limpieza del lugar y a su cercado perimetral.

Desconocemos si la Municipalidad está efectuando controles sobre los Hornos de Ladrillos y la extracción de tierra. De no ser así es imprescindible que esta actividad comience a ser controlada.

Por lo expuesto solicitamos a nuestros pares el acompañamiento necesario para la aprobación del presente.