Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
SANCIONADO - RESOLUCIÓN Nº 10.570 - 25/11/04
LOS CERRAMIENTOS PUBLICITARIOS PORTA-AFICHES Y SU FALTA DE CONTROL

La colocación en la ciudad de cerramientos publicitarios denominados porta-afiches no es debidamente controlado por el Municipio y los ingresos no se condicen con las previsiones del Código de Publicidad.
El Municipio no ha cumplimentado la Ordenanza en cuanto a generar mecanismos de control acordes a la situación, motivando con su omisión la anarquía que hoy existe.
Existe un abuso por parte de quienes explotan este tipo de publicidad de no se condice ni con el espíritu ni con las disposiciones de la ordenanza.


ver fotos
ver relevamiento
ver codigo de publicidad


El marco normativo:

La Ordenanza No.10.814 -Código de Publicidad- es el marco normativo que regula la publicidad en el ámbito de la Municipalidad de Santa Fe. Las carteleras para la fijación de afiches son parte integrante de ese Código que las contempla de un modo expreso, cuando en su artículo 10º, inciso 4 b) prevé: "Carteleras o pantallas de propiedad privada: Elementos localizados sobre vallas de construcción y cercos de terrenos baldíos, destinadas a la fijación cambiable de afiches".

Si bien se podían entender en su momento como un reparo para aquellas propiedades en construcción o inmuebles en total desuso, hoy podemos comprobar que las mismas han avanzado utilizando los frentes de inmuebles que solo están desocupados ocasionalmente y que no deberían tener ningún tipo de dificultad para exhibir sus fachadas.

El artículo 4º de la citada norma establece la obligatoriedad "de los interesados en la instalación de estas carteleras de solicitar autorización ante la Dirección de Control y Abastecimiento de la Municipalidad de Santa Fe. El no cumplimiento de lo dispuesto motivará el retiro de los elementos, sin perjuicio de las sanciones que puedan corresponder".

Además agrega que "todo responsable de anuncio existente o a colocarse..., deberá solicitar la correspondiente autorización ante la Dirección de Control y Abastecimiento de la Secretaría de Servicios Públicos. La falta de autorización en regla determinará el retiro de la publicidad".

El artículo 108º expresa en su inciso b) "Carteleras de propiedad particular, por cada uno de dichos elementos disponibles durante el mes y por cada metro cuadrado o fracción autorizada: $8.00 (PESOS OCHO).

Los informes del DEM:

En respuesta a la Comunicación Nº 4239 la Dirección de Control y Abastecimiento informa el 25/08/04 , a través del Dpto. de Control de Publicidad que: "surge que no existe persona o empresa alguna con contrato para la instalación de este tipo de elementos, pese a estar en conocimiento -según dice el informe- que los propietarios son las empresas ACUARELA y STICK.

Por parte la Dirección de Rentas se dice que la firma que explota los espacios publicitarios es Acuarela SRL" y mas adelante se manifiesta que hasta la fecha (setiembre/2004) se han registrado tres pagos a cuenta por $821, habiéndose recursado (SIC), casi en su totalidad las liquidaciones emitidas".

No obstante lo expuesto existen instaladas en la ciudad una importante cantidad de carteleras de este tipo en donde es difícil relevar la cantidad de metros cuadrados utilizados. Este informe descubre que el Municipio no cuenta con la estructura necesaria para controlar esta situación pese a que la propia Ordenanza dispone "... la adecuación de la estructura orgánica de la Dirección de Control y Abastecimiento a los fines de crear un área específica para la aplicación y control de todo lo atinente al código de publicidad".

Según el informe "el control se realiza a través de solamente dos personas de inspección". Es decir que al desconocimiento de la habilitación de empresas que funcionan delante de las narices de los funcionarios, se le agrega el incumplimiento de dotar de la infraestructura acorde a las área de control.

Es posible entonces pensar que si no existe voluntad de controlar, no existe voluntad de cobrar y por lo tanto tampoco existe la voluntad de modificar la estructura para garantizar un aspecto importante en la salud visual de los santafesinos, esto es otro síntoma del descontrol que aún existe en el Municipio y que beneficia a algunos particulares en detrimento de los santafesinos en su conjunto y de las normas en vigencia.

Relevamiento realizado:

Es evidente que la utilización de estas carteleras no ha sido demasiado diferente de un mes a otro. De hecho el año anterior (2003), fue utilizada en la campaña política para las elecciones, fundamentalmente por parte de algunos de los candidatos del oficialismo.

En el mes de Octubre de este año nuestro Bloque intentó realizar una especie de relevamiento de la situación de estas carteleras de fijación de afiches en la zona denominada macro-centro. Según este relevamiento, y siempre teniendo en cuenta la dificultad mencionada, nos encontramos que a esa fecha se encontraban instaladas 130 carteleras que sumaban aproximadamente 1.300 mts.2.

De acuerdo a la Ordenanza vigente, estos 1.300 m2 deberían multiplicarse por $8,00 /m2. Es decir que durante ese mes, el tributo a abonar por quienes colocan carteleras en el espacio público, sería de aproximadamente $10.400.- Si proyectáramos este valor en forma anual los montos ascenderían a mas de $124.000.

Pero resulta que, según informa la Dirección de Rentas, en fecha 14/9/04, por el primer semestre del corriente año, se ha liquidado solo la suma de $ 14.984,70, de la cual solo se han registrado tres pagos a cuenta de $ 821.-(sic).

De acuerdo al trámite implementado por la Municipalidad quien pretenda afectuar estos cerramientos publicitarios, debe presentar por Mesa de Entradas una solicitud de autorización en la que, además de la conformidad del propietario del inmuebles, se debe declarar la cantidad de metros a utilizar. Esta solicitud es remitida a la Dirección de Control y Abastecimiento quien -previa verificación de la veracidad de los datos- envía a Dirección de Rentas la información necesaria para liquidar el gravamen. De lo expuesto surge que el control se realiza a pedido de parte interesada (publicista). Ahora bien, ¿es la cantidad de metros declarados concordante con la cantidad de cerramientos colocados? No es posible saber ya que no hay -aparentemente- inspecciones de oficio. Además, los pagos a cuenta realizados no se compadecen con lo liquidado por Dirección de Rentas, lo que representa un incumplimiento a la normativa vigente no sancionado o no corregido.

Con relación a la firma STICK y pese a lo informado por Dirección de Control y Abastecimiento, no se han registrado pagos por ningún concepto, lo que la posiciona en una estado de total irregularidad, ante la pasividad de los órganos de control de la Municipalidad.

Si bien este informe hace hincapié en el primer semestre de 2004, entendemos que no es demasiada la variación mes a mes en cuanto a cantidad de cartelera colocadas en la ciudad, por lo que son asimilables los metros utilizadas durante el primer semestre con los relevados.

Nuevamente el descontrol y el abuso:

Es nuevamente evidente el descontrol, la falta de cobro y el beneficio de personas ajenas a la administración en detrimento del cumplimiento de las normas vigentes.

El Código de Publicidad no es una norma mas en el Municipio. Es la ordenanza que debería defendernos de los abusos de quienes contaminan visualmente nuestro entorno.

Si bien la norma le dio al Municipio alternativas para mejorar la estructura de Control y la posibilidad de nuevos recursos, esto no ha sido dispuesto y hoy tenemos una actividad descontrolada que afecta y en muchos casos afea a la ciudad y que encima no abona lo que corresponde.


Ver Fotos


Ver Relevamiento


Ord. 10814 - Código de Publicidad