Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
SANCIONADO - ORDENANZA Nº 11.050 - 20/05/04
Preservación y cuidado de los espacios verdes de la ciudad.


Se trata de un proyecto de Ordenanza para la creación de un Programa denominado "Espacios Verdes y Calidad de Vida" y otro de decreto proponiendo la modificación del Reglamento Interno del Concejo Municipal para que solamente una mayoría especial pueda decidir la desafectación de terrenos o espacios públicos hoy afectados como "Espacios Verdes". Asimismo, cualquier proyecto que proponga la desafectación de un espacio Verde en la ciudad deberá estar acompañado por un estudio de impacto ambiental que se deberá realizar de acuerdo a las normas vigentes.


El crecimiento de la mancha urbana en la Ciudad de Santa Fe, muchas veces anárquica, ha traído aparejada la situación de encontrarnos con barrios enteros sin la posibilidad de contar con espacios destinados a cumplir con una función de "pulmón" para el oxigenamiento de la calidad de vida de sus habitantes. Muchos de estos espacios fueron otrora afectados como "espacios verdes" en virtud de la necesidad o el propio descontrol hoy se encuentran intervenidos en sus funciones. Esta realidad, que obligan a realizar un serio replanteo sobre todo lo actuado hasta aquí en materia ambiental.

En tal sentido, se observa con preocupación el achicamiento, la desnaturalización y mutación a que están sometidos los espacios verdes de la ciudad, por la apropiación "espontánea", la falta de control y aplicación de normas vigentes de la administración municipal.

En los fundamentos, los Concejales definen a los espacios verdes como los pulmones por los que respira la ciudad, atemperando el clima y los ruidos, mejoran el aire que respiramos y embellecen el entorno. Por ello propician la implementación de un Programa que incluya a los espacios verdes en la planificación y desarrollo de la ciudad a los fines de: conocer todos los ubicados actualmente, mantenerlos en estado óptimo, evitar usurpaciones, parquizar y mejorar los ya existentes, e incrementar las áreas verdes de la ciudad y el arbolado público.

Entonces, continúan los ediles, si este programa permite conocer todos los espacios verdes, quienes son sus dueños, si están afectados al uso público, la vegetación y árboles existentes, el estado en que encuentran, el equipamiento e infraestructura de plazas y plazoletas, se podrá contar para la evaluación de impacto ambiental de los proyectos relevantes, no un mero requisito administrativo, sino como un verdadero instrumento que permita anticiparse a los hechos de severo impacto presente y futuro.

Para el éxito de la implementación del programa, es fundamental una convocatoria a la participación pública impulsando su adhesión y opinión en las decisiones que afectan la utilización y gestión de los espacios verdes de Santa Fe, propiciando la participación de; Paisajistas - Entidades Ambientalistas - Asociaciones Vecinales - Centros de Estudiantes de Unidades Académicas y a todo aquel interesado.

Simoniello y Henn sostienen, que aún logrando una correcta implementación del Programa no se esta exento de posibles tentaciones coyunturales para la desafectación de estos, para lo cual proponen; "que cuando se trate la desafectación de bienes inmuebles oportunamente afectados al uso público como espacio verde, serán necesarios los dos tercios (2/3) de los votos de los concejales y concejalas presentes", a los efectos de estar precedidos por un amplio debate y fundamentalmente por un inequívoco consenso político en la toma de las decisiones