Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
SALUD
Control de Camas Solares: El daño que puede ocasionar este tipo de bronceado puede ser irreversible. Por ello es necesario que el municipio se involucre y colabore con las actividades de control para evitar irregularidades.

Por estos tiempos, el uso de camas solares dejo de ser un lujo. Éste servicio está al alcance de las manos y se ha convertido en una actividad habitual, y cada vez más solicitada, tanto en hombres como mujeres.

Sin embargo, el daño que puede ocasionar éste tipo de bronceado podría ser irreversible. Por ello es necesario que se realicen estrictos controles en los locales donde se brinda dicho servicio.

Si bien la provincia de Santa Fe fue pionera en legislar en materia de bronceado
por radiación ultravioleta, a través de la resolución Nº 014/04 emitida por el Ministerio de Salud en Diciembre de 2004, es necesario que el Municipio se comprometa a colaborar con el control de este servicio.

Presentamos un proyecto de Ordenanza para que el Departamento Ejecutivo Municipal se involucre en la inspección de camas solares de nuestra ciudad.

Entre otros requisitos, los locales que brinden este servicio deberán limpiar y desinfectar las camas solares al término de cada sesión con un producto neutro y un bactericida apto; los usuarios deberán colocarse obligatoriamente anteojos protectores durante el periodo de exposición y las camas solares deberán ser ubicadas en gabinetes individuales, cerrados, cuya dimensión no será inferior a 2 por 3 metros.-

Proyecto de Ordenanza

Articulo 1: Los establecimientos o locales destinados a brindar el servicio de bronceado artificial por medio de equipos de radiaciones ultravioleta, camas solares o similares, se regirán por lo establecido en la presente ordenanza.-

Articulo 2: Previa a la habilitación de este tipo de locales comerciales, los requirentes de la misma deberán acreditar el cumplimiento de lo previsto en la Resolución Nº 014/2004 del Ministerio de Salud de la Provincia.-

Articulo 3: A los efectos de cumplimentar los aspectos técnicos inherentes a la previsión del articulo anterior, la municipalidad formalizara convenios con la Provincia y la Universidad Tecnológica Nacional, a los fines que sean quienes lleven adelante el control de dichos aspectos.-

Articulo 4: De su funcionamiento:
1. Las camas solares deberán ser ubicadas en gabinetes individuales, cerrados cuya dimensión no será inferior a 2 por 3 metros.-
2. Durante el tiempo de exposición a los rayos ultravioleta será de uso obligatorio la utilización de anteojos protectores.-
3. Será obligatoria la limpieza y desinfección de las camas solares al termino de cada sesión con un producto neutro y un bactericida apto.-
4. El material que se emplee se utilizara en forma única y exclusiva por cada cliente y luego de su uso se desinfectara realizándole a una limpieza profunda, posterior esterilización y sometimiento a una luz germicida o similar.-
5. Los locales destinados a la actividad regulada por la presente deberán contar con un libro foliado para asiento de las inspecciones.-

Articulo 5: El Departamento Ejecutivo Municipal conformara un registro de los establecimientos incluidos en la presente, coordinando con el Ministerio de Salud de la Provincia, el correcto control de la actividad, haciendo especial hincapié en todo lo relacionado al reemplazo de los tubos y lámparas bronceadoras.-

Articulo 6: El Departamento Ejecutivo Municipal dispondrá la realización de campañas publicitarias fomentando el uso responsable y adecuado de este tipo de bronceado, difundiendo información acerca de cómo funciona el mismo, las particularidades que deben tener los equipos autorizados y cualquier otra información que se considere importante para el usuario.-

Articulo 7: Sin perjuicio de lo establecido en la presente, los equipos destinados a prestar los servicios aquí previstos deberán estar registrados y aprobados para su uso conforme las prescripciones previstas en la normativa nacional.-

Articulo 8: Los locales que ya se encuentren funcionando al momento de la sanción de esta ordenanza cuentan con 90 días para adecuarse a la misma.-

Articulo 9: De forma.-

Fundamentos.-

Sres. Concejales y Concejalas:

La provincia de Santa Fe fue pionera en legislar sobre el uso de equipos de bronceados mediante radiación ultravioleta a través de la resolución Nº 014/04 emitida por el Ministerio de Salud en Diciembre de 2004.-

En dicha normativa se previo aspectos técnicos inherentes a los equipos y modo de utilización de los mismos, entre otras cuestiones de relevancia.-

En agosto del corriente nos anoticiamos que la Provincia y la Universidad Tecnológica realizaron controles sobre los niveles de radicación de las camas solares en las ciudades mas importantes de Santa Fe, arribando los mismos a resultados diferentes pero, dejando ver que era necesario el control, a los fines de establecer periódicamente que las emanaciones de los equipos ultravioletas sean las permitidas, estado de las lámparas de los mismos, etc.-

Por ello es necesario que el municipio se involucre y colabore en las actividades de control, formalizando convenios a los fines de coordinar con la provincia y otras entidades los mismos.-

Como en todas las actividades pasibles de ser controladas, es fundamental el accionar de estado en este sentido y mas si tenemos en cuenta que los daños que se pueden ocasionar este tipo de bronceado derivarían de la adulteración original de los equipos, reemplazando las lámparas originales por otras de mas poder, cuestión que se puede paliar con un control regular de los locales destinados a esta actividad.-

Además se estipulan que las camas solares deban estar en cubículos individuales, que durante la exposición a rayos ultravioleta es obligatorio el uso de anteojos protectores, se debe llevar un libro foliado donde constaran las inspecciones que se le realicen al local, entre otros requisitos.-

Atento que la exposición al calor genera el dilatamiento y apertura de los poros es de suma importancia el aspecto higiénico, ya que aquello de perjudicial que quede en la cama como consecuencia de una sesión se le puede transmitir al siguiente usuario de la misma, por ello en los aspectos higiénicos, se impone la obligatoriedad de la limpieza de las camas solares al concluir cada sesión, la misma se debe hacer con un producto neutro y con un bactericidas apto de manera de garantizar la limpieza y se evite de esta manera la transmisión de enfermedades. En el mismo sentido se obliga a la limpieza de los elementos que se utilizan en la sesión (toallas, anteojos protectores, etc.) los cuales serán esterilizados y sometidos a una luz germicida.-

La presente tiene por fin ampliar la regulación de los locales comerciales que brindan estos servicios, a través de una ordenanza que complemente la normativa existente no solo a nivel provincial sino también nacional.-

Por lo expuesto solicito el acompañamiento de mis pares en la aprobación de la presente.-

 
Informacion adicional


La Organización Mundial de la Salud desaconseja el uso de camas solares a las personas menores de 18 años.

Foto: Corbis/RDB
Es necesario aplicar un control más estricto al uso de camas solares

17 DE MARZO DE 2005 | GINEBRA -- La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala hoy que el uso de camas solares conlleva un riesgo de cáncer de piel, y que ninguna persona menor de 18 años debería utilizarlas. Se sabe que los jóvenes que sufren quemaduras por exposición a los rayos ultravioleta (UV) corren un mayor riesgo de desarrollar un melanoma en etapas posteriores de la vida. Por otro lado, estudios recientes demuestran que hay una relación directa entre el uso de camas solares y el cáncer de piel.

La OMS hace hincapié en esta recomendación en un momento en que gran parte de la población, en especial las mujeres jóvenes de los países desarrollados, se dispone a broncearse ante la llegada del verano.

Según la OMS, se estima que cada año se producen en el mundo 132 000 casos de melanoma maligno (el cáncer de piel más dañino que existe) y mueren aproximadamente 66 000 personas por causa de éste y otros tipos de cáncer de piel. Las cifras no dejan de aumentar: así, se estima que en los últimos 45 años la tasa anual de incidencia de melanoma se ha multiplicado por más de tres en Noruega y en Suecia, y en los últimos 30 años se ha duplicado en los Estados Unidos. El aumento del uso de camas solares, junto con el deseo y la moda de lucir una piel bronceada son las principales causas de este rápido aumento del cáncer de piel. La incidencia de melanoma puede variar hasta más de 150 veces de un país a otro. Los índices más elevados se registran principalmente en los países donde la población tiene la piel más clara y la cultura del bronceado está más arraigada, como Australia, Nueva Zelandia, América del Norte y el norte de Europa. Mientras uno de cada tres casos de cáncer en el mundo es de piel, en los Estados Unidos esa cifra asciende a uno de cada dos. Se estima que cada año se producen en ese país 1,1 millones de casos de cáncer de piel.

"En los últimos años ha aumentado la preocupación por el uso excesivo de camas solares entre la población, en particular, entre los adolescentes, con el fin de lucir una piel bronceada, algo que se considera envidiable desde el punto de vista social. Con todo, el uso de camas solares ha dado lugar a un aumento vertiginoso del número de casos de cáncer de piel," dice la Dra. Kerstin Leitner, Subdirectora General de la OMS, responsable de salud ambiental. "Estamos, pues, haciendo notar este hecho, y esperamos que la recomendación inspire a los organismos de reglamentación para que adopten medidas de control más estrictas con relación al uso de camas solares".

Algunas camas solares pueden emitir niveles de radiación ultravioleta muy superiores a las radiaciones del sol estival de mediodía de la mayoría de los países. Pese a ello, en la actualidad, únicamente algunos países cuentan con una normativa en vigor que regule las camas solares o su uso. Bélgica, Francia y Suecia disponen de legislación en la materia, que limita la cantidad máxima de radiación UV-B (el componente más perjudicial de la radiación ultravioleta) a un 1,5% del total de las radiaciones ultravioleta emitidas (nivel similar al de las radiaciones ultravioleta carcinógenas del sol). La legislación francesa exige que todos los aparatos capaces de emitir radiaciones ultravioleta sean declarados a las autoridades sanitarias, prohíbe su uso a los menores de 18 años, exige que todos los establecimientos comerciales de este tipo sean supervisados por personal competente y prohíbe el uso de unos supuestos efectos saludables como reclamo. En los Estados Unidos, en el Estado de California está prohibido que los menores de 18 años utilicen camas solares o hagan uso de los centros de bronceado. Sin embargo, la aplicación efectiva de la normativa a menudo resulta difícil. La OMS alienta a los países a que formulen leyes en esta materia y refuercen la legislación de que dispongan, con el fin de controlar con mayor eficacia el uso de las camas solares, prohibiendo, por ejemplo, toda actividad no supervisada que implique el empleo de esos aparatos.

Entre las principales consecuencias de una exposición excesiva a la radiación ultravioleta figuran el cáncer de piel, las lesiones oculares y el envejecimiento prematuro de la piel. Así, en un estudio realizado en Noruega y Suecia se halló un aumento significativo del riesgo de melanoma maligno entre mujeres que habían utilizado camas solares con regularidad. Es más, una exposición excesiva a los rayos ultravioleta puede reducir la eficacia del sistema inmunitario, lo que podría aumentar el riesgo de enfermedades infecciosas.

Entre los efectos oculares más graves de las radiaciones ultravioleta se encuentran las cataratas, el pterigión (aparición de un bultito blanco en la córnea) e inflamaciones oculares como la fotoqueratitis y la fotoconjuntivitis. Por esta razón se recomienda el uso de gafas protectoras cuando se utilice una cama solar.

La OMS recomienda que únicamente se considere la posibilidad de utilizar camas solares bajo control médico en casos muy excepcionales y específicos. Hay aparatos médicos de rayos ultravioleta que se utilizan con buenos resultados para tratar algunas afecciones cutáneas como la dermatitis y la psoriasis. Esos tratamientos han de administrarse únicamente bajo control facultativo y en centros médicos homologados, y no deben realizarse sin supervisión ni en establecimientos comerciales de bronceado ni en casa con camas solares para uso doméstico.

Las recomendaciones de la OMS sobre el uso de camas solares forman parte de las actividades generales de la Organización destinadas a proteger la salud de las personas que corren el riesgo de exposición excesiva a la radiación ultravioleta. La OMS, junto con sus asociados, la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización Meteorológica Mundial, han elaborado un índice UV solar mundial, que en la actualidad se utiliza en numerosos países, como Alemania, la Argentina, Australia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Israel, México, Noruega, Polonia, Portugal, la República Checa, Suecia y Suiza. Este índice también ha sido recientemente adoptado para su uso general en los Estados Unidos y el Canadá.

"Todas nuestras actividades tienen un objetivo claro: evitar la exposición excesiva a los rayos ultravioleta y lograr que la población se proteja la piel cuando esté en contacto directo con el sol. Los melanomas malignos, otros tipos de cáncer y otras enfermedades son la consecuencia de no haber tomado las debidas precauciones", añade la Dra. Leitner.