Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
SANCIONADO - RESOLUCIÓN Nº 10.910 - 11/08/05
PIDEN LA CONSTRUCCION DE RAMPAS PARA DISCAPACITADOS EN EL BARRIO LAS FLORES II DE NUESTRA CIUDAD
Los concejales Simoniello y Henn solicitaron al Ejecutivo Municipal la construcción de rampas para personas discapacitadas en el Barrio Las Flores II. En los fundamentos expresaron que si bien estas construcciones deberían existir en toda la ciudad, el barrio citado tiene una densidad de población muy importante y por ende las mismas necesidades que el centro de la ciudad.
Las rampas para discapacitados están contempladas en la legislación vigente en la ciudad. Son parte del equipamiento que toda ciudad moderna debe tener con el objeto de generar mecanismos de integración de personas con necesidades especiales en la ciudad.

Cuando hablamos de personas con necesidades especiales no nos referimos únicamente a aquellas que se transportan solas o acompañadas en sillas de ruedas, sino también a personas que, sin poseer incapacidades motoras que lo obliguen a utilizarlas, tienen necesidades por su edad o simplemente por acompañar elementos como por ejemplo los coches para los mas pequeños.

Es decir que las rampas son un elemento indispensable para lograr el tránsito de muchas personas mas que las que uno comunmente cree.

Estas rampas deben ser construidas según la legislación a continuación de las líneas de las edificaciones en las veredas y no en las ochavas como erróneamente lo hizo esta gestión municipal hace algún tiempo.

Lamentablemente, uno puede observar, como nuestra ciudad no posee demasiada infraestructura dirigida a integrar personas con capacidades diferentes. Las barreras arquitectónicas abundan, y no existen políticas que garanticen los derechos de las personas con este tipo de necesidades. Esto se puede observar en el estado de las veredas o los paseos públicos, pero también se observa en la tozudez de los funcionarios que no entienden la importancia de este equipamiento.

A esta discriminación, se le agrega otra en aquellos barrios alejados del centro, en donde pareciera que estas personas con necesidades diferentes no existen. Es, evidentemente una doble discriminación que sufren santafesinos y que no debería ocurrir. Sin dudas en toda la ciudad deberían existir rampas, y este tipo de proyectos no se deberían presentar porque ya deberían estar construidas.

Pero desde nuestro Bloque vamos a seguir insistiendo y desvistiendo la falta de intención por parte de quienes tienen la oportunidad de ejecutar obras en este sentido.

Hace algún tiempo le demostramos al Ejecutivo que no era demasiado onerosa la construcción de rampas. Inclusive le proporcionamos un plan para que las mismas sean realizadas o construidas por personas que poseen o son beneficiarias de Programas de empleo aportando la Administración con el material necesario.

Existen en otras ciudades, sistemas de padrinazgos de rampas o canjes publicitarios para empresas que las construyan. En fin, son innumerables las alternativas que existen para concretar esta obviedad, siempre en el caso de que exista la voluntad de entender, que es necesaria la construcción de una ciudad para todos.

Of. Prensa