Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
LA MUNICIPALIDAD: ¿Se involucra con el problema de la desnutrición infantil? -Conocido el informe del Area de Salud vuelven a avergonzarnos las cifras de la desnutrición en la ciudad

Hace algunas semanas presentamos un Pedido de informes para conocer si el Municipio dá cumplimiento a la Resolución 9153 por el cual se dispone que la Municipalidad realice tareas en conjunto con los Hospitales de la ciudad y se la autorizaba a afectar partidas presupuestarias para dietas especialmente dirigidas a niños desnutridos y mamás embarazas con bajo peso

La Municipalidad a través de sus trece comedores viene ejecutando hace años una política asistencial netamente alimentaria para un gran sector de la población empobrecido, sin recursos para poder alimentarse en su casa. En el año 2002 se conocieron índices alarmantes de desnutrición en nuestra ciudad por lo que el Concejo Municipal sancionó a la Resolución 9153 en donde no solo se le ordenó al Ejecutivo Municipal que coordine tareas y esfuerzos para integrar a estos comedores a niños desnutridos o en riesgo de desnutrición y mamás embarazadas con bajo peso, sino que se lo autorizó a modificar partidas presupuestarias para hacerlo. Es decir, se le dio una orden y a la vez se lo autorizó presupuestariamente a afectar recursos extraordinarios para apalear esta situación.

Hace pocos días, hemos presentado un Pedido de Informes para que nos digan que tipo de acciones se están desarrollando en este sentido y en cumplimiento de lo dispuesto por el Concejo y si ha mejorado la calidad de vida de los niños y las mamás con trastornos de crecimiento y desarrollo debido a una nutrición inadecuada.

Lo manifestamos en aquel momento y lo aseguramos ahora que se ha conocido un nuevo Informe del área V de Salud.
El Municipio no puede ni debe quedar al margen de esta situación. El Municipio no puede ni debe desentenderse y dejar que como en la mayoría de las políticas vinculadas con el Desarrollo Social de la comunidad, sea solo la provincia a través en este caso de sus efectores de Salud los que hagan el trabajo y el esfuerzo. El Municipio no puede seguir dando excusas vinculadas al cupo existente en sus comedores.

Es la vida de nuestros vecinos, y es en definitiva nuestro propio futuro ya que un niño en estas condiciones difícilmente recuperará todas sus capacidades como para formar parte de una sociedad en donde por lo menos tenga alternativas de pelear un lugar digno.

La Municipalidad además tiene trece comedores que reciben un subsidio y en los cuales no afecta demasiados recursos económicos como para permitirse mirar para otro lado. Y a veces ni siquiera estamos pidiendo eso, solo estamos solicitando que se pongan a disposición de la gente de los distintos hospitales para trabajar en conjunto. ¿Que participación tiene hoy en la recuperación nutricional de miles de niños santafesinos nuestro Municipio? ¿Ha realizado en este tiempo una tarea responsable o su acción se define solamente en dar un plato de comida sin garantizar que esto sea una verdadera tarea saludable para la población que atiende? ¿Ha coordinado algún esfuerzo con los efectores de Salud de la ciudad?
Estos son los diferentes cuestionamientos que surgen al conocer que la cantidad de niños desnutridos en nuestra ciudad ha aumentado o bien se mantiene en idéntica situación con el paso del tiempo.
En muchas oportunidades con la Tasa de Inmuebles se han mostrado folletos donde se informa a la comunidad de los miles de niños que comen en los comedores municipales. Ahora bien, ¿Puede servir un programa que no tenga una evaluación a fin de ver sus progresos, sus obstáculos en la ejecución del mismo?

La Municipalidad a través de su escasa o nula política en este tema y de los Comedores Municipales evidentemente no han asumido la responsabilidad que les compete al llevar adelante este programa alimentario. No solo basta con brindar un plato de comida, sino que además en los casos de niños desnutridos hay que abordar el problema desde otros aspectos. Uno de ellos es la ineludible coordinación con los centros de salud y la familia del niño.
Se cuentan con todos los recursos profesionales, trabajadoras sociales, psicopedagogas, nutricionista.
Existen los espacios, para llevar adelante estas tareas señaladas ya que se cuenta con la infraestructura edilicia vacía durante el horario vespertino porque solamente se almuerza.
Evidentemente no existe la voluntad política de llevar adelante otra actividad que no sea la meramente asistencial, pero en este caso más agravado aún porque la asistencia se realiza de manera deficiente.
El Estado Municipal demuestra nuevamente su ausencia, en un tema muy grave, la salud de la población infantil en estado de pobreza, con todo lo que implica un retraso en el crecimiento y un desarrollo fuera de los patrones normales.

EL HONORABLE CONCEJO MUNICIPAL SANCIONA LA SIGUIENTE
R E S O L U C I O N

Art. 1º: Dispónese que el Departamento Ejecutivo Municipal a través de la Secretaría de Promoción Comunitaria garantice que en los comedores municipales sean atendidos con una dieta especial y puntualmente controlada, aquellos niños en condiciones de desnutrición y madres embarazadas en situación de riesgo por carecer de una alimentación adecuada.
Art. 2º: La Municipalidad de Santa Fe a través de la Secretaría de Promoción Comunitaria coordinará con el Ministerio de Salud y Medio Ambiente y la Secretaría de Promoción Comunitaria Provincial, además del listado de niños y madres embarazadas, la provisión de víveres, las tareas de seguimiento necesarias e imprescindibles de cada caso en particular.
Art. 3º: Autorízase al Departamento Ejecutivo Municipal, en caso de insuficiencia en las partidas específicas, a efectuar los cambios de las mismas que fueran necesarios, a fin de cumplir con lo dispuesto en los artículos precedentes.
Art. 4º: Comuníquese al Departamento Ejecutivo Municipal.

SALA DE SESIONES, 30 de mayo de 2.002.-

Presidente: Ing. Darío Boscarol
Secretario Legislativo: Dr. Néstor Condal