Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
Se solicita que se garantice la justa distribución de Planes Jefes y Jefas de Hogar

PROYECTO DE DECLARACION

El Honorable Concejo Municipal manifiesta su apoyo al cumplimiento de las disposiciones vigentes en materia de entrega de ayudas económicas por el Programa Jefes de Hogar, instrumentado por el Gobierno de la Nación a través del Dec.565/02, solicitando se garanticen las medidas necesarias que signifiquen la mayor transparencia en la distribución de los recursos a personas desocupadas.

Asimismo, solicita se extremen las medidas tendientes a que aquellas personas sin ningún tipo de ingresos que por su condición no cumplimenten los requisitos necesarios para la obtención de dicho subsidio, puedan percibir el beneficio de otros Programas que se implementan o se implementen en el futuro tanto en la administración Nacional como Provincial.

Fundamentos:

La transparencia y el apego a las normas deberían ser el pilar fundamental en donde se sostengan la implementación de los Programas de Empleos o subsidios para desempleados. A raíz de diversas manifestaciones, denuncias y declaraciones tanto de funcionarios como de beneficiarios, se dieron a conocer nuevas realidades y posibilidades que, al margen de lo establecido en el Dec. 565/02 .

Lo que está fuera de las disposiciones, confunde y permite la consolidación nuevamente de prácticas que supuestamente se pretendieron eliminar a partir de la universalización de los beneficiarios y la unificación de las formas de distribución de los recursos.

Evidentemente será muy difícil conocer realmente de donde se relanzaron estas viejas prácticas de clientelismo a través de Planes o Subsidios para desocupados. No importa si es clientelismo político o piquetero. Lo que verdaderamente importa es que en el medio de un incendio institucional, político y económico, se sigue especulando vaya a saberse con que, denigrando a la máxima expresión a personas que padecen el flagelo mas grave de los últimos tiempos en Argentina. La desocupación.

Es indignante que mientras se intenta soportar y sobrevivir a esta situación, algunos dirigentes, no solo de los llamados políticos, tan solo siguen manteniendo las prácticas largamente repudiadas por la sociedad.

Están jugando con fuego. No importa para esto el origen. Muchas veces el hartazgo no sabe de discriminaciones. Crece y se masifica sin pensar en responsables, en colores políticos o partidarios.
Así sucedió este tiempo que se llevó consigo la generalización de las acusaciones hacia un poder "generalizado" como corrupto en donde los honestos y capaces terminaron como la Biblia y el Calefón en un rincón del cambalache argentino.

Son unos irresponsables quienes todavía se atreven a jugar con la necesidad de la gente. Son unos incapaces quienes no entienden que la distribución de los pocos recursos asignados para los Planes de Empleo tiene necesariamente que ver con la transparencia porque es ahí donde únicamente puede radicar la credibilidad de quien ya tiene muy poco o directamente no tienen nada. La transparencia, la verdad, la equidad son entre otros los únicos valores que se pueden y deben demostrar desde un poder bastante cuestionado y muy apegado en la historia a jugar con la necesidad de la gente.

Pero es que no entienden que ahora el necesitado, el desocupado, el marginado no pertenece mas a un sector determinado. Es el reflejo de la sociedad misma ya que nadie, absolutamente nadie sabe en medio de esta crisis donde puede terminar. Y esta sociedad está harta. Y cuando aparecen estas cosas se pone peor.

Tanto este Gobierno justicialista, como el anterior de la Alianza prometieron la universalización de los Programas. Padrón único y la culminación de los sistemas intermediarios que corrompen y se gastan parte de los recursos que deberían llegar a destino. La apertura de "otras posibilidades" alternativas a las dispuestas en el Decreto de creación del Plan son empezar a abrir una posibilidad que puede terminar mal.

Es verdad, según los alcances de este Plan son muchos los sectores, fundamentalmente los jóvenes y la tercera edad que quedan afuera. Para eso podrían afectarse los recursos Provinciales o Programas Provinciales como el PAS en la nuestra. O volver al verdadero criterio originario de este tipo de Programas que planteaba el Dr. Aldo Isuani cuando hablaba de Jefas de Hogar, jóvenes y sectores de la Tercera Edad. Es por ello que planteamos la necesidad de que se racionalicen los recursos y se abastezca sectores que no entran en el Plan mencionado a partir de los recursos afectados por otros Planes o Programas.

El manejo de estos fondos debe ser estricto y no tolerará atajos clientelistas, sean políticos o de otro sector. Están jugando con fuego cuando ya estamos ardiendo.