Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
El Concejo Municipal prorrogó hasta el 31 de diciembre del año 2004, las eximiciones impositivas y suspensiones de pago dispuestas en el año 2003, a los afectados por al emergencia hídrica.

La iniciativa perteneciente a los Concejales Leonardo Simoniello y Jorge Henn, que fuera acompañada por Marta Fassino, Darío Boscarol y Julio Schneider, referida a eximisiones y suspensiones de pago de la tasa general de inmuebles, derecho de registro e inspección y contribución de mejoras para todo el año 2004, obtuvo sanción del cuerpo en la sesión realizada el 31 de marzo en el Concejo Municipal.

En los fundamentos los Concejales sostienen que los santafesinos que fueron alcanzados por la inundación del río Salado, han despedido el año 2003 con un saldo más que negativo y devastador. Las profundas consecuencias producidas tanto en el tejido social como económico de nuestra ciudad, no solo van a ser muy difícil de mensurar sino que se van a constituir en un testimonio vivo de quienes desde la impericia y la incapacidad fueron protagonistas de esta tragedia.

Producto de ello, Simoniello y Henn recuerdan que ocurrida la tragedia en el 2003, el Concejo se ocupó de generar una serie de medidas que tiendan, al menos, a contrarrestar la cantidad de perjuicios provocados. En tal sentido, se sancionó la ordenanza 10949 por la que - entre otras cosas - se eximía a los propietarios de inmuebles afectados directamente por la inundación sufrida, del pago de la Tasa General de Inmuebles, y a los titulares de establecimientos del pago del Derecho de Registro e Inspección pero todo hasta el 31 de diciembre de 2.003.

Entendemos que aun persisten las razones por las cuales se sancionó esta norma de excepción. No solo por razones de mengua en la capacidad contributiva del vecino / contribuyente que se le dificulte pagar normalmente sino por una cuestión de estricta justicia. El Estado en todas sus dimensiones no está en condiciones de exigirle a un santafesino damnificado, gravamen alguno hasta tanto no haya resarcido el daño que le provocó.