Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
SANCIONADO - ORDENANZA Nº 11.221 - 01/09/05 - VETADA
Prohíbese la exhibición, venta, expendio o suministro de bebidas denominadas energizantes o energéticas -, en todos los establecimientos comerciales comprendidos o regulados por la Ordenanza Nº 9139.

PROYECTO DE ORDENANZA

Art. 1º: Prohíbese la exhibición, venta, expendio o suministro a cualquier titulo de bebidas con contenido de sustancias farmacológicamente activas, - también denominadas energizantes o energéticas -, en todos los establecimientos comerciales comprendidos o regulados por la Ordenanza Nº 9139.

Art. 2º: Para los establecimientos comerciales no comprendidos en la prohibición establecida en el artículo precedente y que exhiban, vendan, expendan o suministren a cualquier titulo bebidas con contenido de sustancias farmacológicamente activas, también denominadas energizantes o energéticas, rigen las siguientes disposiciones:

a) Prohíbese la venta, expendio o suministro a cualquier titulo de bebidas con contenido de sustancias farmacológicamente activas, también denominadas energizantes o energéticas, a personas menores de 18 años.
b) Prohíbese la exhibición, venta, expendio o suministro a cualquier titulo de bebidas con contenido de sustancias farmacológicamente activas, también denominadas energizantes o energéticas, mezcladas con bebidas alcohólicas.
c) El propietario, gerente, encargado o responsable de estos locales, comercios o establecimientos, tienen la obligación de exhibir en un lugar visible del mismo un cartel con la siguiente leyenda: "Las bebidas energizantes poseen alto contenido de cafeína, no mezclar con bebidas alcohólicas. Prohibida la venta a menores de 18 años. Ordenanza Municipal Nº ..........". (Número de la presente Ordenanza)

Art. 3º: El o los propietario/s, gerente/s, encargado/s o responsable/s de estos locales, comercios o establecimientos, serán responsables del fiel cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 1 y 2.

Art. 4º: La transgresión a lo establecido en la presente será sancionado en los mismos términos que establece el artículo 54 de la Ordenanza 7882 (régimen de infracciones y penalidades)

Art. 5º: De forma.

Santa Fe de la Vera Cruz, Abril de 2005.

FUNDAMENTOS

Sr. Presidente, Sras. Concejalas y Sres. Concejales:

En los últimos tiempos, los efectos del consumo de "Bebidas Energizantes" mezcladas con alcohol han despertado la preocupación de la comunidad por sus consecuencias nocivas.

Y el tema aparece potenciado en su importancia social, por el hecho de que es la juventud su principal consumidor. Y todo tema vinculado a ella tienta siempre a una oferta con gran despliegue publicitario por la magnitud del mercado y por lo afecto que son los jóvenes a "subirse a la moda".-

Como sabemos, las bebidas energizantes están consideradas por la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Medica) como "Suplemento Dietario" diferenciado de lo que son alimentos funcionales.

Estos suplementos dietarios incrementan la ingesta diaria habitual suplementando la incorporación de nutrientes a personas sanas, es decir a personas que no padeciendo ninguna enfermedad tienen necesidades básicas no cubiertas o que por su actividad, necesitan un mayor aporte de nutrientes (deportistas de alta competición).
Son de venta libre y desde sus envases prometen energía ilimitada para la actividad física en general y agregamos nosotros, la vida nocturna en particular.

Estas bebidas gasificadas y edulcoradas, tienen prácticamente el sabor de una gaseosa y no contienen alcohol. Integran su composición el ácido cítrico, sacarosa, vitaminas, cafeína, un aminoácido (taurina) y agua. Las latas en las que se expenden advierten que no se deben tomar más de cuatro por día y que no deben ingerirse combinadas con alcohol.

Los inconvenientes surgen cuando se las consume en exceso y combinadas con alcohol, modalidad ésta que esta haciendo furor en discotecas y locales nocturnos.

Al parecer el secreto de estas pociones, según especialistas, se basa en que se incluye cafeína y taurina en dosis muy altas, pero permitidas por la legislación Nacional (aproximadamente 90 miligramos por lata de 250 mililitros, lo que equivale a una taza grande de café fuerte).

Lo que tratamos de prevenir no es la utilización moderada de estas bebidas en la faz deportiva de los jóvenes, sino en la recreativa, cuando se consumen en exceso y además se mezclan con bebidas alcohólicas. El alcohol, la cafeína y la taurina son diuréticos que sumados a la pérdida de agua por el ejercicio (baile) podrían llegar a provocar una alteración del equilibrio interno del consumidor y la aparición de problemas que van de leves a severos.

"No es una bebida gaseosa como se pretende instalar y más que un suplemento dietario funciona como un suplemento alcohólico. Se la utiliza preferentemente como saborizante de bebidas destiladas como vodka y ginebra"

Está fuera de nuestra pretensión hacer un informe médico-farmacéutico de estos energizantes, pero conviene agregar que la cafeína es un estimulante del sistema nervioso central que produce excitación, insomnio (pérdida de sueño) y disminución de la sensación de fatiga.

En definitiva anula las señales de alarma que da el cuerpo con relación al cansancio y al sueño que son sensaciones naturales que necesitamos, para saber cuando hay que parar y buscar el descanso.

El corazón está exigido al máximo, pero las señales que envía no son aceptadas por la interferencia de estas bebidas y lo que sigue es generalmente un trastorno cardiológico y riesgo de infarto. Una sobredosis de cafeína puede provocar también palpitaciones, temblores, zumbidos, hiperventilación y hasta delirio.

Por lo tanto estas bebidas que son expendidas en discotecas y ambientes nocturnos, mezcladas con el alcohol sinergizan, la acción estimulante de la cafeína y el efecto desinhibitorio del alcohol y además induce al mayor consumo por la sumatoria de efectos diuréticos que presentan tanto la cafeína como la taurina.

La "virtud comercial" de estos productos es que la posible sensación de bienestar instantánea que puede producir esta ingesta viene acompañada por una sed que induce a tomar mucho más y excederse de la dosis permitida.

La cafeína, la taurina y todas la drogas de uso farmacéutico, entre otras sustancias, no son buenas ni malas en si mismas, todo depende del uso que se haga de ellas.

Por eso afirmamos que esta mezcla de alcohol más bebidas energizantes es una "mezcla explosiva".

Por otra parte, si bien el mayor consumo se da en discotecas, ambientes nocturno y, en general, en los establecimientos comerciales comprendidos o regulados por la Ordenanza Nº 9139, consideramos que, dadas las características de estos productos, también se deben establecer ciertas restricciones para los establecimientos comerciales que quedan fuera de la Ordenanza 9139.

Todas estas consideraciones hacen de esta iniciativa legislativa una necesidad y una obligación que el Estado Municipal debe asumir, en procura de proteger la salud de todos los habitantes de esta ciudad.

Por todo lo expuesto solicitamos el apoyo de nuestros pares para la aprobación del presente.