Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
DICIEMBRE 2003
MENSAJE DEL INTENDENTE MUNICIPAL
: INGENIERO MARTÍN BALBARREY

" A Santa Fe mi ciudad:

Es una tarde de lluvia cuando comienzo a transcribir en este papel el mensaje que mi persona quiere transmitir a este mi pueblo.

Y sin lugar a dudas el universo de ideas que a mi llegan es tan fuerte, tan lleno de imágenes, de vivencias que cuesta ordenar los pensamientos en pos de un resumen, de una síntesis, cuando estoy a punto de asumir una de las responsabilidades más grandes que pueda tomar un habitante de esta ciudad: ser su Intendente.

Ser de ahora en mas la persona que se ocupa de sus problemas cotidianos, supuestamente y entre comillas de sus problemas menores, cuando todos sabemos cuan profundo e importante es para una organización, para una familia que las cosas menores y cotidianas funcionen, y lo que no es poco que funcionen bien.

Soy el responsable a partir de hoy, y de este momento de que haya luz en las calles, que las mismas estén en buen estado de circulación, pavimentos de ingresos principales a los barrios en buenas condiciones, que no haya basura en las calles que afecten el paisaje de la ciudad, calles bien señalizadas con sus correspondientes nombres para que, por ejemplo, una ambulancia pueda llegar al lugar indicado en el menor tiempo posible. Semáforos que funcionen, colectivos con horarios previsibles para que cualquiera de nosotros sepa a que hora segura llegará a su trabajo; terrenos baldíos limpios que garanticen seguridad y pulcritud; comercios documentados reglamentariamente que aseguren a la población que se está cumpliendo con el Estado; un tránsito ágil y seguro en cuanto a su marco regulatorio se refiera; una urbanización adecuada, que combine aspectos arquitectónicos de buen gusto y funcionalidad en su desarrollo; campañas antimosquitos efectivas para el bienestar de todos nosotros; un transporte ideado, estudiado y profundizado, práctico y con recorridos adecuados; un medio ambiente cuidado, respetado como patrimonio público y no gradualmente degradado; redes de desagües limpias para evitar las inundaciones por lluvia.

Y así podría enumerar cientos de cuestiones que tienen que ver con el bien individual y común de los habitantes de esta querida ciudad. Pero si todo ese universo de problemas de no poca magnitud e importancia, constituirán el eje principal de mis problemas a resolver, sin duda mi gestión se deduciría a un mero perfil administrativo y desempeñaría un papel poco gratificante de hacer simplemente lo que me corresponde.

Y precisamente aquí está el cambio, aquí se me plantea el gran desafío, aquel gran punto de inflexión. Esta Santa Fe golpeada duramente por una inundación inédita, ya no se conforma con alguien que simplemente administre sus escasos recursos. Santa Fe ya no es la ciudad que era, y en ese punto deja de necesitar simplemente un intendente, simplemente un administrador, sin dudas necesita un líder. Necesita a alguien con recursos emocionales capaz de proseguir su camino en medio de situaciones difíciles y muchas veces caóticas. Alguien con la fortaleza interior necesaria para decir la verdad, incluso aquellas muy dolorosas. Alguien que sea capaz de alentar la innovación creativa, que asuma la responsabilidad de conseguir resultados sostenibles a lo largo del tiempo. Alguien capaz de pensar, repensar, abrir y provocar el debate en los grandes temas de la ciudad: Alguien capaz de liderar la profunda transformación que ésta Santa Fe está reclamando.

Y no es exagerado pensar en ya empezar a hablar de una refundación de la ciudad. Y ahí debemos unirnos todos, vecinales, asociaciones civiles, clubes, universidades, asociaciones obreras, empresarias, el mundo de la cultura y hasta el más humilde habitante de esta ciudad para sentar bases y el contrato social, para la construcción de la nueva ciudad que entre todos queremos

Y ahí sí queridos vecinos, queridos hermanos de Santa Fe, todos debemos tomar el compromiso, Y aquí también, cada uno de nosotros deberá tomar la decisión de la ciudad que quiere para vivir, y debemos saber que luego de este íntimo y tácito compromiso de refundación, no sólo de nuestra ciudad, sino de nuestra sociedad, nadie con orgullo de ser santafesino podrá cortar una calle para hacer oír su reclamo. Nadie con orgullo ciudadano puede ocupar un lugar público, en detrimento de las libertades ajenas, amparándose en la difícil coyuntura o en la imperiosa necesidad. Nadie con orgullo ciudadano puede destruir lo que a todos nos pertenece.

Tengo la sensación de que Santa Fe hoy es una ciudad sin controles, pero también presiento que es una ciudad sin orgullo ciudadano que permite la ocurrencia de hechos que persistentemente dañan la posibilidad de una necesaria convivencia. Y este es mi gran desafío, contagiar, transmitir, liderar la necesidad de cambiar en forma urgente esta manera de convivencia salvaje, unipersonal, que nos acerca mas a la barbarie de una selva que a la civilización de una ciudad. No existe, no existirá, no hay y no habrá intendente, gobernador, ni equipo de gobierno que pueda fundar una sociedad de progreso, una sociedad de futuro en una ciudad civilmente enferma, es espirales viciosos de desprecio al otro, en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones sociales. Aquí nadie se salva sólo, o nos salvamos todos no se salva nadie, o decidimos el cambio y presionamos para que así suceda o moriremos intentándolo.


LA INUNDACIÓN


Debemos desandar el camino más difícil que es el de la reconstrucción de la ciudad. Como Intendente me corresponde liderar la reconstrucción de mi ciudad. El municipio es el ámbito primero, natural, puesto que a través de él se realiza el primer contacto con la gente. También así lo consigna la constitución en la distribución de los distintos roles. No voy a mirar atrás, sólo queda tiempo para el presente y el futuro, sólo tengo cuatro años para cambiar una ciudad que ha trasvasado todos los límites en cuanto a su sufrimiento. Una ciudad a la que de repente se le han cambiado sus paradigmas.

Hoy hay que construir casas nuevas, barrios nuevos, diagramar una ciudad difícilmente rodeada por ríos que en mas de una oportunidad se han transformado en nuestros enemigos. Y no ha sido, y no es fácil decirla a alguien que debe mudarse, pero no porque ha de ir a un lugar mejor, sino simplemente porque su casa no existe más.

Y debemos ejercitar como nunca la tolerancia, el respeto, el aceptar al otro, el aceptar al que llega con una gran carga de angustia por haber perdido todo. Y este proceso de reconstrucción debe ser rápido, casi diría inmediato. Y como pido colaboración al vecino, le pido hoy y ante ustedes al señor Gobernador, y al señor Presidente de la Nación los fondos necesarios para reconstruir esta ciudad. Y tengan la certeza santafesinos, que este intendente no cejará, no bajará los brazos, no dejará de golpear ninguna puerta para conseguir los medios que la ciudad necesita. Y los necesita hoy.

Recrearemos la Secretaría de Asuntos Hídricos a los fines de concentrar todo el conocimiento, la problemática hídrica de la ciudad y de su gran cuenca superior. Testear todo lo relativo a las obras de desagües que se desarrollarán en mi gestión, siguiendo las indicaciones del Plan Director de Desagües para la Ciudad, que realizáramos en la Intendencia del Dr. Rosatti.

No debemos olvidar que dada su particular situación geográfica que impide proyectar tubos de desagües de grandes secciones, convierten a nuestra ciudad en un lugar muy vulnerable ante el acontecimiento de eventos de lluvia de gran intensidad en períodos cortos, comenzando los graves problemas en barrios como San José, La Ranita, Pompeya, Etc. Será la secretaría encargada de vigilar y controlar junto al gobierno de la provincia todo el sistema de defensas de la ciudad y de la puesta a punto de las estaciones de bombeo, muy deterioradas por los graves saqueos sufridos en las mismas. Y aquí vuelve a intervenir el contrato social de que hoy les hablaba.

Es increíble que ciudadanos de sitios costeros que saben del terraplén y las casas bombas son las únicas armas que tienen para enfrentar al río y a la lluvia, que además lo tienen como amenaza a su lado, que sin esos elementos pueden perderlo todo, incluso la vida. No duden en destruirlas para sacar un poco de arena o robar los equipos mecánicos necesarios para su funcionamiento.

Seamos concientes de que somos habitantes de una ciudad particular, rodeada de ríos cuyos regímenes se ven gravemente alterados por el deterioro ambiental y de cuya fuerza y omnipotencia, hemos sido ya tristes víctimas en tiempos recientes. Vamos a trabajar arduamente y en tiempos reales con los distintos institutos de investigación a los efectos de modelar el valle aluvional del río Salado. Para que a través de la simulación matemática se puedan prevenir fenómenos graves, como los que nos acontecieron en el presente año. Pondremos especial énfasis en los sistemas de alerta, a través de estaciones hidrometeorológicas en la parte superior de las cuencas tanto del Salado como del río Paraná, para la generación de información sistemática y confiable para que mediante el uso de modelos adecuados prevenir situaciones de catástrofe. Además diseñaremos un programa de contingencia y entrenamiento en la defensa civil de manera que cada actor social sepa cual es su rol ante una hipótesis de catástrofe.


A LOS EMPLEADOS


A los empleados municipales les digo: Cuidemos la Municipalidad de Santa Fe, que hoy por hoy es su fuente de trabajo. Los tiempos cambian, la organización municipal debe ser mejorada, sus organigramas, adecuados a esta ciudad en reconstrucción que llevaremos adelante los próximos cuatro años. Creo en el diálogo, creo en la política gremial con mayúsculas. Habrá capacitación para los empleados en base a convenios con centros de estudios de excelencia como lo son nuestras universidades. He preparado un programa de jubilaciones anticipadas de carácter voluntario, elaborado desde la perspectiva de la sustentabilidad garantizando con fondos de la coparticipación el financiamiento de la Caja a tales efectos. Todo ello en pos de mejorar la disponibilidad de recursos a largo plazo. Pido esfuerzo, pero habrá reconocimiento. Pero ante todo pido respeto hacia el vecino y contribuyente que son los verdaderos dueños de la Municipalidad. Yo solo voy a gerenciarlo cuatro años por la voluntad de los votos.


A LAS UNIVERSIDADES


A los centros de estudios por excelencia que son nuestras universidades, les digo que comienza una nueva etapa de convivencia y de intercambio, si así lo entendemos habremos avanzado. La Municipalidad tomará de nuestros jóvenes sus conocimientos para ser aplicados en forma concreta. Este Intendente ya se ha reunido con los rectores, el Ingeniero Mario Barletta de la UNL, el Ingeniero Ricardo Scholtuz, de la Universidad Católica, el Dr. Pbo. Gerardo Galetto, de la Universidad Católica y en breve solicitaré una entrevista con el Ingeniero Indhelson, del CERIDE y su prestigioso Polo Tecnológico. Y así avanzaremos todos juntos buscando respuestas posibles a problemas complejos.

Temas de apariencia sencilla en un contexto socioeconómico favorable, pero que en la actual situación de deterioro del tejido social que avanza a pasos agigantados nos lleva a unirnos y afortalecernos a los fines de poder librar esta desigual batalla. Así los convocaremos para los grandes temas de la ciudad como lo son el saneamiento, el transporte, el procesamiento de los residuos, etc. Y en todos los temas en los cuales el saber científico pueda allanar los caminos y optimizar los tiempos políticos de gestión. Cumpliré mi compromiso de campaña hacia los jóvenes, de otorgarles el primer trabajo a los mejores cinco promedios de nuestras universidades. El lunes mismo se estarán enviando las notas solicitando la información correspondiente a los tres rectores.


A LA PRODUCCIÓN


A las fuerzas de la producción, les digo que seremos gestionadores de las obras de infraestructura necesarias para favorecer la instalación proyectos productivos. Estoy convencido de la importancia de unir los capitales privados con la excelencia de los centros de investigación, como lo son el Polo tecnológico del CERIDE y los Institutos de investigación de las Universidades. Nuestro perfil productivo debe basarse sobre el desarrollo científico – tecnológico, haciendo de la catástrofe, una herramienta para obtener algún régimen especial de diferimento impositivo y así, motivar la inversión privada. Tenemos que lograr fundar fuentes de trabajo, tenemos que unir estas potencialidades, tenemos que capacitar a nuestros obreros. Despeguemos desde la industrialización de esos procesos. Despeguemos desde el riesgo de la inversión privada en nuestra ciudad. No nos resignemos a ser meros poseedores de sedes gubernamentales y grandes supermercados. Santa Fe tiene la materia prima y la riqueza intelectual para hacer historia en procesos productivos.


EN EL ÁREA METROPOLITANA


Y dentro de ese mismo proceso productivo, hemos hablado con el Intendente de la Ciudad de Paraná, Julio Solanas, el de Santo Tomé Angel Piaggio, y todos los Intendentes del área metropolitana, para integrar nuestras poblaciones en pos de objetivos y proyectos comunes de envergadura que serán impensables en otros ordenes de magnitud. Y se los digo hoy y aquí el puente Santa Fe – Paraná es el sueño a cumplir. No será un camino fácil, es una obra de gran envergadura, de un costo importante, pero ambas ciudades tienen el convencimiento, la intuición de que es el único medio de preservar el vínculo de comunicación central que pasa por estas ciudades.

Porque el puerto de ultramar estará ubicado entre estas ciudades, porque los ramales ferroviarios y las autopistas llegan a nuestras ciudades. Por su importancia, por su historia, por su envergadura, por el volumen e importancia de su producción y por la trascendencia histórica cultural de ambas capitales de provincia. Así se lo transmitiremos a nuestros gobernadores y a nuestro presidente, de ser necesario. Santa Fe nuestra cuna está destinada al progreso, y quienes tenemos ingerencia en sus obras estamos compenetrados en ese destino y esa idea.

EL PUERTO


Creo que todos percibimos la idea de que la ubicación actual de nuestra estación fluvial está fuera de toda ecuación socioeconómica convocante y que como mencioné anteriormente la nuestra es una ciudad nodo de redes ferroviales y fluviales. No podemos seguir sosteniendo el paradigma utópico de los dragados permanentes. queriendo imponer una realidad que la naturaleza nos observa como contraria. Nuestra ciudad tiene que tener el puerto que se merece el puerto que nuestros productores se merecen y que nos conecten con las grandes capitales del mundo.

Vamos a luchar incansablemente para lograr trasladar el puerto de su emplazamiento actual, que conserva la misma ubicación desde la colocación de la piedra fundamental el 10 de octubre de 1904. Que por esas cosas raras del destino sucedió durante la gobernación de mi bisabuelo materno, el Dr. Rodolfo Freyre. Sin dudas los tiempos y el progreso hacen que su obsolescencia sea una pesada carga moral para todos los santafesinos. Ver un lugar que debe ser sinónimo de trabajo, de movimiento, de vida, de intercambio convertido en lo que hoy es, solo un símbolo. Mientras las ciudades que tienen el gran privilegio de tener una estación fluvial, con salida directa al océano, no paran de crecer alrededor de esta fuente inagotable de recursos. Santafesinos despertemos, reaccionemos, seamos protagonistas de este hecho. Miremos al futuro. Potenciemos nuestra fortaleza. El puerto sin dudas es una de ellas.


EL PATRIMONIO HISTÓRICO


He decidido crear la Subsecretaria de Patrimonio Histórico de la ciudad, dependiente de la Sestearía de Gobierno y muy cercana en cuanto a sus objetivos y desarrollo a la Subsecretaría de Cultura, porque el patrimonio es eso Cultura. Una cultura única, particular e irremplazable de una ciudad que se ha ido nutriendo en el tiempo de hechos trascendentes. Y los edificios, y las obras de arte, que han sido el silencioso legado de esos grandes acontecimientos, van desapareciendo con el tiempo. Estamos perdiendo nuestra historia. Detengamos este proceso que nos llevará irremediablemente a perdidas irrecuperables. Saldremos a buscar fondos a la Nación. A través del Fondo Nacional de las Artes. Trataremos por todos los medios de recurrir a organizaciones internacionales para mantener y cuidar nuestros edificios.


AL PERONISMO DE SANTA FE


Quiero también dirigir unas palabras en este momento tan importante para mi al peronismo de Santa Fe. Avancemos en las estrategias. Hago un llamamiento a un cambio profundo en el planteo actual del mismo y repito, avancemos en las estrategias. Formemos grupos de pensamiento, de formación. Dejemos el pragmatismo de hoy y volvamos a las profundas reflexiones sobre quienes somos hoy, donde estamos parados y hacia donde vamos. Los grande temas del país como lo son hoy por ejemplo, los piquetes deben debatirse en nuestro partido. Aportar acción y también posibles soluciones. No nos faltan hombres de valía que puedan ser portadores de experiencia, de ideas concretas y de acción ante realidades que mucho peronistas hoy desempeñando cargos de importancia, deben llevar a la práctica soluciones en hechos concretos. Unamos nuestro partido, unamos nuestras ideas, recreemos nuestra participación en el, regalándole la brisa fresca del despego de interés personal.


A MIS COLABORADORES


A mi equipo de trabajo, a los jóvenes y a los no tanto, con muchas ganas de cambiar a Santa Fe les digo que encontrarán en mi su apoyo. Requisitos excluyentes hoy y en sus funciones son la honestidad, la abnegación y la absoluta dedicación al gran desafío que iniciamos hoy. No habrá sábados, domingos ni feriado para nosotros en la relación con los vecinos de Santa Fe, las Instituciones o quienes nos necesiten.

Al pasar a este mundo de la función pública, como muchos de Uds. lo hacen hoy, seguramente, habrá dificultades diarias, proyectos ganados y otros seguramente perdidos, criticas despiadadas y momentos de obvio dolor. Pero sin lugar a dudas el resultado de ello será la madera buena, una templanza y un coraje que van surgiendo como fuerza de la convicción, que son los que nos acompañan en los momentos difíciles y sin lugar a dudas un profundo conocimiento de esta ciudad a la cual, seguro y a partir de estos momentos están mirando con otros ojos. Puesto que a partir de hoy es su responsabilidad tanto como la mía. Confío en ustedes.


AL CONCEJO MUNICIPAL


Ante todo quiero agradecer a mis compañeros concejales en estos cuatro años el apoyo y el compañerismo demostrado, aún en los debates más difíciles y en los de mayor confrontación. Al concejo que acompañará mi gestión les digo que me importa es el diálogo y el intercambio de ideas en un marco de absoluto respeto aún en los temas de marcadas disidencias como los que se aproximan. Los temas pendientes en esta ciudad son muchos, los urgentes más, ojalá juntos ustedes y yo hagamos una interlocución válida, en la cual nuestros vecinos se sientan realmente interpretados en sus necesidades y en las expectativas que ellos tienen desenvolvimiento.

Un agradecimiento fuerte y especial a Carlos Alberto Reutemann por su apoyo, a Jorge Obeid, a quien respeto y mucho he aprendido sobre su capacidad de gestión. Más que un agradecimiento quiero hacer un reconocimiento muy especial, a mi amigo el Dr. Horacio Rosatti, de quien mucho he aprendido y a quien siempre le agradeceré su profunda vocación por ser una buena persona, virtud inherente y única, que tienen los hombres que están llamados a grandes desafíos personales.

Hoy no es un día más, hoy es un día distinto para mí y que seguramente no olvidaré jamás. A partir de hoy me pongo a disposición de todos ustedes para liderar como el más humilde vecino de Santa Fe el cambio y el despegue que todos somos soñamos. Santa Fe, nuestra cuna está destinada al progreso y al crecimiento. Hacia allí avanzamos con objetivos claros, pensados, con estrategias de crecimiento, sin prisas... pero sin pausa, con acciones seguras y ordenadas, con un gran conocimiento de la ciudad, su gente, su geografía y sus problemas. Con las fuerzas de mis convicciones nada ni nadie me apartará del camino elegido que es la apuesta al futuro.

Como dijo Juan Pablo II "Sois fuertes vamos a caminar juntos, vuestra fuerza compensará mi debilidad..." con el corazón en las manos y con la mirada puesta en Dios les pido que me acompañen para que llevemos a Santa Fe a ese sitial de orgullo en el que todos los santafesinos la queremos ver. "


TOMA DE POSESIÓN


Finalizado su discurso el Ingeniero Ezequiel Martín Balbarrey se dirigió a la Intendencia , en el segundo piso del Palacio Municipal, donde tomó posesión del cargo, de parte del Intendente saliente, Arquitecto Marcelo I. Álvarez. Cabe señalar que en este lugar además de familiares, invitados especiales e integrantes del futuro gabinete que lo acompañará, participaron del acto el Arzobispo de Santa Fe José María Arancedo y el Arquitecto Alberto Nazareno Hammerly.