Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
HORNO CREMATORIO
ORDENANZA Nº 7848 del 02/07/80
Artículo 1º. Créase el servicio de cremación de cadáveres en el Cementerio Municipal, el que funcionará de acuerdo con las disposiciones de la presente Ordenanza.

Art. 2º. Declárase voluntaria la cremación de cadáveres, y la Dirección de Cementerio la efectuará en los siguientes casos:
a) En los que el difunto, en vida, lo haya solicitado.
b) En los que los deudos o albaceas la soliciten.

Art. 3º. Para obtener la orden de cremación de los cadáveres con menos de un (1) año desde la fecha del fallecimiento, se requiere la presentación a la Dirección de Cementerio, de los documentos que a continuación se mencionan:
a) Formulario que se determine la expresa voluntad del causante de ser cremado, y/o solicitud de los deudos o albaceas, los que se suscribirán conjuntamente con dos (2) testigos, personas mayores de edad y hábiles. Dichos formularios impresos que entregará la Dirección de Cementerio, serán llenados en presencia del Director y/o Jefe del Departamento Crematorio, quienes controlarán todos los datos y certificarán las respectivas firmas.
b) Testimonio o copia certificada del acta de defunción expedido por el Registro Civil.
c) Certificado médico suscripto por el facultativo que haya atendido al causante o examinado su cadáver, afirmando que la muerte es el resultado de una causa natural, o una autorización hecha por el juez de la causa en los casos de muerte violenta o por causa ignorada vio dudosa. El mencionado certificado deberá ser autenticado por el Colegio de Médicos o en su caso por el organismo que tenga el registro de los profesionales del arte de curar. d) Constancia de haberse abonado los derechos establecidos por la Ordenanza Impositiva vigente al momento de su pago. Texto según Ordenanza 8.200 del 01/02/82

Art. 4º. Con los documentos que menciona el artículo anterior, la Dirección de Cementerio formará el protocolo del muerto, que se archivará con numeración correlativa en la misma.

Art. 5º Llenados los requisitos impuestos por el Artículo 3º, la Dirección de Cementerio ordenará la cremación del cadáver, de lo que dejará constancia mediante el levantamiento, por duplicado en un acta especial que firmará el Director del Cementerio y/o Jefe del Departamento Crematorio conjuntamente con dos (2) miembros de la familia del cremado y, a falta de éstos, dos (2) personas de su amistad que darán fe de la identidad del muerto, y en la que constará: nombre y apellido del muerto, fecha, hora y tiempo que duró la cremación, edad, nacionalidad, sexo, estado civil, procedencia, número y fecha del acta de defunción, nombre de los médicos certificantes o jueces que han intervenido, y todo los demás datos que crea oportuno la Dirección de Cementerio. Dichas actas se inscribirán en un libro especial que tendrá sus páginas foliadas.

Art. 6º La Dirección de Cementerio tendrá la ineludible obligación, de informar a requerimiento de los deudos la voluntad expresa dejada en vida por la persona fallecida, en el sentido de ser cremada. Art. 6 Bis Para los casos previstos en el artículo 2º, que cumplimenten con lo dispuesto en el artículo 3º, y cuyos deudos o albaceas soliciten la cremación inmediata del cadáver, la Dirección de Cementerio elaborará la solicitud al efecto y tendrá reservado para esos casos de cremación inmediata un lugar diario en las listas de turnos para cremaciones, debiendo garantizarse que la misma se haga dentro de las 72 horas siguientes al fallecimiento. Incorporado por art. 1º de la Ordenanza Nº 9829 del 04/08/94.

Art. 7º- Declárase obligatoria la cremación de cadáveres en los siguientes casos:

a) Todos los que hubiesen fallecido de una enfermedad epidémica declarada oficialmente por las autoridades sanitarias.
b) Todos los provenientes de los hospitales situados en jurisdicción de este municipio, y que no sean reclamados por los deudos.

Art. 8º.- Los cadáveres provenientes de los hospitales a que refiere el artículo anterior, serán remitidos al crematorio por el director del hospital, conjuntamente con el testimonio del acta de defunción expedida por el Registro Civil y un certificado afirmando que la muerte es el resultado de una causa natural, suscripto por el jefe del servicio médico que corresponda y refrendado por el director del hospital.

Art. 9º.- Las piezas anatómicas y fetos, se remitirán para su cremación, acompañadas solamente por la orden suscripta por las autoridades mencionadas en el artículo anterior.

Art. 10- La Dirección de Cementerio dejará constancia de la incineración de los cadáveres comprendidos en el Artículo 7o., en la forma que establecen los Artículos 4o. y 80. para los cadáveres comprendidos en el Artículo 2o. El acta será firmada solamente por el Director del Cementerio y/o Jefe del Departamento Crematorio.

Art. 11.- El Director del Cementerio no permitirá la cremación de cadáveres en los siguientes casos:
a) Cuando no se presenten los documentos exigidos por la presente ordenanza.
b) Cuando tenga conocimiento que el difunto ha dejado expresado por escrito el deseo de no ser cremado, siempre que no esté comprendido en los casos especificados en el Artículo 70.
c) Cuando los certificados presentados contengan alguna circunstancia sospechosa, ya sea revelada por los documentos acompañados o que llegue a su conocimiento de alguna otra manera.

Art. 12.- La reducción por cremación de cadáveres, podrá realizarse después de un (1) año de la fecha de su fallecimiento, y se gestionará la misma por ante la Dirección de Cementerio.

Art. 13.- La Dirección de Cementerio al vencimiento de los arrendamientos de nichos o sepulturas que no hubieren sido renovadas, publicará el aviso en un diario local por una sola vez, acordando un plazo de treinta (30) días para comparecer ante la misma a efectos de regularizar la situación. Vencido dicho plazo se dispondrá la desocupación, trasladando los restos no reclamados al horno crematorio, donde serán incinerados.

Art. 14.. La Dirección de Cementerio procederá a cremar todos los restos derivados de las exhumaciones practicadas, por vencimiento de los plazos máximos de inhumación, establecidos por las reglamentaciones vigentes.

Art. 15.- Las reducciones por cremación se anotarán con numeración correlativa en un registro que llevará la Dirección de Cementerio, bajo el título de Registro de Reducciones por Cremación.

Art. 16.- Ningún cadáver podrá ser cremado hasta después de transcurridas veinticuatro (24) horas de su fallecimiento.

Art. 17.- Para efectuar las cremaciones, los deudos entregarán el ataúd a los empleados del Cementerio, en el lugar que la Dirección disponga, debiendo el mismo tener fijado claramente el nombre del muerto. Durante el acto de la incineración la comitiva podrá permanecer en los salones adyacentes.

Art. 18.- Serán permitidas con anterioridad a la cremación todas las ceremonias religiosas que no afecten al orden público y a las buenas costumbres.

Art. 19.- El acto de la cremación, deberá ser practicado con todas las consideraciones posibles, y sólo podrá ser presenciado por dos (2) miembros por la familia del difunto, o en su reemplazo por dos (2) personas que ellos designen.

Art. 20.- Los cadáveres de los recientemente fallecidos, serán introducidos en el horno crematorio con el ataúd y todas les ropas y envolturas con que han sido depositados en el féretro, el que deberá ser elaborado con madera o material de fácil combustión, sin caja metálica ni cal. El Director del Cementerio o el Jefe del Departamento Crematorio, podrán ordenar la cremación de un cuerpo sin el ataúd, si a su juicio así conviene la operación, o cuando sean ataúdes con cajas metálicas.

Art. 21.- Cada celda del horno, no podrá cremar sino un (1) solo cadáver en la misma operación, salvo en los casos que se trate de restos anatómicos y fetos.

Art. 22.- Las cenizas correspondientes a cadáveres o restos cuya cremación se realice a pedido de parte, deberán entregarse en urnas cinerarias, provistas en todos los casos por los interesados en el acto de la cremación, y se ajustará a las siguientes medidas: 0,18 metros de largo por 0,15 metros de alto y ancho aproximadamente.

Art. 23.- En todos los casos, las urnas cinerarias que contengan cenizas, deberán llevar adheridas una cinta plástica o placa metálica donde figure: apellido y nombre del difunto, fecha de fallecimiento ,edad y el número del registro de cremación.

Art. 24.- Las urnas cinerarias conteniendo las cenizas, en el supuesto de no ser retiradas por los deudos, permanecerán en depósito sin cargo por el término de treinta (30) días corridos. Vencido dicho plazo las mismas serán depositadas en el cinerario general, sin tener los deudos derecho a reclamo alguno.

Art. 25 Las cenizas de los cadáveres no reclamados, como así también las de los restos de sepulturas vencidas, serán arrojadas al cinerario general a los treinta (30) días corridos de ser cremados.

Art. 26.- La persona que en vida desee que su cadáver sea cremado, puede comparecer ante el Director del Cementerio y/o del Jefe del Departamento Crematorio, y previa justificación de su identidad, suscribir una declaración en presencia de dos (2) testigos mayores de edad y hábiles que la refrendarán, en la que exprese tal propósito. Dicha presencia personal podrá ser sustituida con la presentación de la documentación exigida, siempre que sus firmas se encuentren debidamente certificadas por Escribano Público o Autoridad Judicial competente. A ese documento deberá agregarse la fotografía e impresión digital del recurrente. Dicho testimonio será numerado y cuidadosamente conservado en el archivo del cementerio a fin de ser agregado a su propósito en la debida oportunidad, como lo establece el Articulo 2º.-. Sustituido por art. 1º de la Ordenanza Nº 8880 del 24/09/86.

Art 27.- Cuando la familia del cremado o autoridad competente solícita testimonio de la cremación realizada, la Dirección de Cementerio extenderá dicho documento. Art. 27 Bis. Declárase como lugar insalubre, al crematorio de la Dirección de Cementerio de la Municipalidad de Santa Fe; y para la totalidad del personal que allí se desempeña. Incorporado por art. 1º de la Ordenanza Nº 8901 del 19/11/86.

Art. 27 ter Dispóngase el control médico físico y psíquico periódico para el personal que cumple tareas en el Crematorio, para:

a) Detectar, estimar y controlar los riesgos físicos, químicos y biológicos existentes en el trabajo.
b) Efectivizar el control médico, teniendo en cuenta: tareas, edad, sexo y situación biológica.
c) Determinar especial atención a los problemas psicológicos originados por el medio laboral.
d) Desarrollar procedimientos tendientes a efectivizar las inmunizaciones que la leyes nacionales determinen como obligatorias y aquellas que por la índole del trabajo, la moderna técnica sanitaria lo aconseje.
e) Realizar los estudios de focos de enfermedades trasmisibles que se presentan, coordinando su acción con otros organismos sanitarios o municipales. Incorporado por art. 2º de la Ordenanza Nº 8901 del 19/11/86.

Art. 27 quater Provéase a los cremadores y supervisores de Mantenimiento y Producción de Primera (que desempeña funciones en el Horno Crematorio), de los siguientes elementos:

a) Trajes protectores del calor.
b) Botas y guantes de caña larga.
c) Botiquín de emergencia, con antisépticos de alto poder bacteriano.
d) Máscaras purificadoras de aire. Incorporado por art. 3º de la Ordenanza Nº 8901 del 19/11/86.

Art. 28.- Derógase toda otra disposición que se oponga a la presente.

DECRETO D.M.M. Nº 2552 del 22/08/80

Artículo 1º.- Apruébase el Manual de Procedimientos, formularios y registros necesarios para el funcionamiento administrativo del Crematorio Municipal, que como Anexo se acompaña al presente y forma parte integrante del mismo.

Art. 2º.- Refrenden al presente decreto los señores Secretarios de Servicios Públicos y Hacienda.

ANEXO

A solicitud de Dirección de Cementerio, y ante la próxima habilitación del Crematorio del Cementerio Municipal, el Departamento Análisis Administrativo ha procedido a elaborar el procedimiento respectivo y diagramar los formularios y registros a utilizar.NOTA: En lo referente a formularios y registros consúltese el decreto original

Para una mejor comprensión, se divide el presente informe en los siguientes títulos:

I- Voluntad de Cremación

II -Cremación Voluntaria

III - Reducción por Cremación

IV Reducción Obligatoria Cremación Obligatoria

VI-Testimonios de Cremaciones

VII- Destino de las Urnas

I -VOLUNTAD DE CREMACION

La persona que desee que su cadáver sea cremado, puede comparecer ante el Departamento Cremaciones del Cementerio Municipal, y previa justificación de su identidad, completar el formulario incluido en la pág. No 8, "Voluntad de Cremación" por triplicado, en presencia de testigos. A este documento deberá agregarse la fotografía e impresión digital del recurrente, firmando conjuntamente con los testigos, el director o Jefe de Departamento Cremaciones certificaré haber tenido ante si los documentos de identidad de los recurrentes y que el formulario fue firmado en su presencia.
Se entregan las tres copias del formulario al interesado para que abone en la caja recaudadora el sellado pertinente, el cajero se queda con el original y duplicado, devolviéndole la copia con el sello de caja.
La segunda copia queda como comprobante de caja, mientras que los originales se remiten al finalizar el día al Dpto. Cremaciones.
En este Departamento se otorga número de solicitud y se confecciona la "Ficha Voluntad de Cremación" inserta en pág. Nº 9, la que se archivará en orden alfabético (por apellido) archivándose en un bibliorato en orden numérico el original de la solicitud, hasta tanto se necesite agregarle a su propósito. Siguiéndose a partir de ese momento el trámite "Cremación Voluntaria".

II- CREMACION VOLUNTARIA

Pueden solicitar la cremación de un cadáver los deudos o albaceas, debiendo para ello presentar lo seguidamente detallado:

- Una cenicera con las medidas reglamentarias en le que constará: apellido y nombre, fecha de fallecimiento, agregándose a la misma el número de Registro de Cremaciones.
- Formulario "Solicitud de Cremación Voluntaria" (ver modelo en pág. Nº 10) el que debe ser suscripto en forma conjunte por el solicitante y dos testigos, se confeccionaré por original.
- Testimonio del Acta de Defunción expedido por el Reg. Civil (Lic. de inhumación).
- Formulario "Certificado Médico" Inserto en la pág. Nº 11, suscripto por el facultativo que haya atendido al causante o examinado su cadáver, afirmando que la muerte es el resultado de causa natural. Autenticado por el Colegio de Médicos.
- En caso de muerte violenta se debe adjuntar le autorización para cremar, hecha por el juez que entendió en la causa. Boleta de pago (ver modelo en pag. Nº 12) debidamente timbrada por la máquina control cajero.
- Formulario "Informaciones Sumarias" inserto en pág. Nº 13, el que suscribirán los testigos. En el Departamento Cremaciones se recepciona la totalidad de la documentación formando el protocolo del muerto y si todo está en orden se completa por duplicado el formulario "1
- Orden y Acta de Cremación (Ver pág. Nº 14), firmando el Director del Cementerio o el Jefe del Departamento Cremaciones. Con posterioridad, y ante la presencia de dos testigos, que pueden ser familiares del difunto o personas de su amistad que darán fe de la Identidad del muerto, se procede a la cremación labrando el acta Incluida en el item III del formulario. Terminada la operación, el/los solicitantes y testigos firman en forme conjunte el formulario así como también el director o el jefe y el operario que intervino. Las cenizas correspondientes, se entregarán en las urnas ceniceras que fueran provistas por los Interesados. El original del formulario "1
- Orden y Acta de Cremación" se archivará por orden numérico en un bibliorato o carpeta, el duplicado en el protocolo del muerto, asentándose previamente sus datos en un libro foliado que tendrá el diagrama inserto en la pág. Nº 15 "Registro de Cremaciones Voluntarias" y se actualiza la ficha "Estadística de Cremaciones" cuyo modelo figura en la pág. Nº 16.

III- REDUCCION POR CREMACION

Se incluye bajo este título todas las incineraciones de cadáveres o restos solicitadas después de un año de la fecha de su fallecimiento. A fin de solicitar este servicio el/los Interesados confeccionarán en original el formulario "Reducción por Cremación" (ver pag. Nº 17) firmando los deudos solicitantes, debiendo aclararse los nombres y domicilios de aquellos familiares que se designan pera asumir la representación de todos los demás.

Seguidamente, se indicarán los datos de identificación de los restos a cremar, haciendo constar que familiar es el que solicita la reducción y destino de las cenizas.

A fin de ubicar los restos para su exhumación previa, se tendrá especial cuidado el completar los datos del formularlo mencionando precedentemente, a efectos de que cada número de orden corresponda al indicado con anterioridad, es decir que al apellido y nombre y demás datos del fallecido registrado en el No 1, corresponda la ubicación Indicada bajo el mismo número en el cuadro inferior.

El Departamento Cremaciones confecciona la/s liquidación/es correspondiente/s., según se trate de uno o más restos a reducir; el interesado abona y regresa a este departamento, donde se emite la/s orden/es de exhumación pertinente/s (ver modelo en pag. Nº 18), indicándose e los deudos día y hora en que se realizará la cremación, entregándoles pare ello el talón que figura en la pág. Nº 19.

Con posterioridad, se confecciona el formulario "II - Orden y Acta de Cremación por Reducciones" cuyo modelo puede observarse en la pág. Nº 20, el que tiene capacidad para ordenar hasta 10 cremaciones de restos.

El uso de este formulario es Igual al "1 - Orden y Acta de Cremación" archivándose el duplicado con la documentación en el protocolo del fallecido más reciente. Se actualiza la ficha "Estadística de Cremaciones" y se registra las reducciones practicadas en el "Registro de Cremaciones Voluntarias".

IV - REDUCCIONES OBLIGATORIAS

Es obligatoria la reducción por cremación de todo cadáver que ha cumplido el plazo máximo de inhumación, así como también aquellos por los que no se renovara el arrendamiento de nichos o sepulturas.

En todos estos casos, y transcurridos treinta (30) días del vencimiento, se ordenará la exhumación y traslado de los restos al Crematorio, mediante el uso del formulario incluido en la página Nº 21, el cual es suscripto por el Director del Cementerio por duplicado. Posteriormente se registra la fecha de exhumación, labrándose el acta respectiva (ítem III del mismo formulario) del día en que se procede a la cremación de los restos.

Este formulario debe ser firmado por el Director o Jefe del Departamento Cremaciones y el operario que intervino. Se actualiza la ficha "Estadística de Cremaciones" y se asienta en el "Registro de Cremaciones Obligatorias" ver pág. Nº 22. El original del formulario "Reducciones Obligatorias" se archiva en una carpeta o bibliorato, mientras que el duplicado se coloca en el protocolo del muerto.

Las cenizas son reservadas por diez corridos, en caso de no ser reclamadas por los deudos se arrojan al cineranio general.

V - CREMACION OBLIGATORIA

Es obligatoria la incineración de todo cadáver que corresponda a personas fallecidas de enfermedad epidémica declarada oficialmente por las autoridades sanitarias o provenientes de hospitales situados en jurisdicción del municipio y que no sean reclamados por los deudos, así como también los restos anatómicos y fetos provenientes de hospitales y sanatorios.

a) Cadáveres
Los cadáveres se remitirán al crematorio por el responsable de la institución sanitaria, mediante el formulario "Cremación Obligatoria" cuyo modelo puede verse en pág. Nº 23 adjuntando acta de defunción o licencia de inhumación expedida por el Registro Civil, y el formulario "Certificado Médico" suscripto por el Jefe del Servicio Médico que corresponda y refrendado por el director del organismo, en el que consta que el fallecimiento se debió a causa natural, de no ser así, se acompañará una orden del juez que entendió en la causa. En este caso, el certificado no es necesario que sea visado por el Colegio de Médicos.

Ingresado el ataúd y la documentación, el Dpto Cremaciones confecciona el form. "1 -Orden y Acta de Cremación" por duplicado siguiéndose el trámite habitual (que fuera indicado en Cremación Voluntaria), salvo en lo que se refiere a testigos, ya que sólo es necesario que firme el Director del Cementerio o el jefe del Departamento Cremaciones y el operario que intervino.

A los efectos de la registración del acta, la misma se hará en el "Registro de Cremaciones Obligatorias", debiendo actualizarse la ficha "Estadística de Cremaciones""

b) Piezas anatómicas y fetos
Estos restos serán remitidos para su cremación por los distintos hospitales y sanatorios, mediante el uso del formulario "Cremación Obligatoria" el cual es suscripto por las autoridades de la institución sanitaria responsable.

El director del Cementerio da su visto bueno obrando el mismo como orden de cremación. Operada esta, se registrarán los datos pertinentes firmando el operario que realizó el acto, remitiendo luego al Dpto Cremaciones para su registro y archivo.

VI- TESTIMONIO DE LAS CREMACIONES

A solicitud de familiares o autoridad competente, se emitirá el "Certificado de Cremación" utilizándose para ello al formulario pertinente Inserto en pág. Nº 24.

VII- DESTINO DE LAS URNAS

Las urnas conteniendo las cenizas podrán ser depositadas de acuerdo con el pedido de los interesados en:
a) Columbario del Cementerio Municipal.
b) Cualquier nicho, panteón o mausoleo del Cementerio Municipal.
c) Cinerario general del Cementerio.
d) Cementerio de la provincia o del país
e) Domicilios de los familiares de los fallecidos
f) Locales públicos que en cada caso se autorice mediante la emisión de la ordenanza o decreto pertinente.

En los casos d) y e), se exigirá previa entrega de las cenizas la comprobación en forma legal por documentos o testigos conocidos e idóneos, de la identidad y del grado de parentesco del/los deudo/s que se presente/n a retirar la/s urna/s.